25 de diciembre de 2014

Enfermos de hepatitis C mantendrán su encierro hasta que Alonso se siente con ellos y ponga dinero para los tratamientos

MADRID, 25 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los enfermos de hepatitis C encerrados en el Hospital 12 de Octubre desde hace ocho días seguirán con su protesta hasta que el ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, se siente con ellos y "ponga sobre la mesa" básicamente dinero para poder pagar los tratamientos médicos.

De esta manera se ha pronunciado el presidente de la Plataforma de Afectados de Hepatitis C, Mario Cortés, quien ha recibido, junto al resto de enfermos encerrados la visita del secretario general del PSM y candidato a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Tomás Gómez.

En declaraciones a los medios, Cortés ha explicado que siguen con el encierro, que llevan ya ocho días "durmiendo en el suelo" y que el Gobierno de Mariano Rajoy, "hasta ahora, no ha movido ficha" y no les ha dado "ninguna solución".

"No nos han presentado un plan económico para tratar la enfermedad, no ha puesto un céntimo de euro sobre la mesa y vamos a seguir aquí hasta que nos dé una solución real porque no estamos jugando la vida", ha subrayado Cortés, quien ha recordado que hay enfermos "muy graves", cirróticos avanzados, y que les llegan mujeres "llorando" porque sus maridos o familiares "se están muriendo".

"Queremos un compromiso real por parte del Gobierno y que el ministro de Sanidad nos reciba de una vez", ha insistido Cortés, que ha reiterado que la solución a este encierro "pasa por tener una reunión con el ministro y que ponga encima de la mesa dinero para tratar a los enfermos y una solución".

Si no, ha añadido, seguirán encerrados indefinidamente. "Si se agrava la situación de los enfermos que estamos aquí debido al encierro y a la mala situación que estamos pasando será culpa del ministro, que nos ha tenido en Nochebuena y en Navidad separados de las familias", ha lamentado.

Cortés ha destacado que el PP tiene la "mayoría absoluta" en el Gobierno y que "si quisieran mañana mismo podrían poner una solución" y ellos irse a su casa. "La pelota está en el tejado del ministro de Sanidad", ha sentenciado.

Para leer más