29 de abril de 2019

Los enfermeros piden al próximo Gobierno que la Sanidad "quede fuera de cualquier conflicto político"

Los enfermeros piden al próximo Gobierno que la Sanidad "quede fuera de cualquier conflicto político"
CGE - ARCHIVO

MADRID, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Consejo General de Enfermería (CGE), Florentino Pérez Raya, ha pedido al próximo Gobierno y a sus posibles socios que la Sanidad "quede fuera de cualquier conflicto político", así como que se apueste por "el diálogo y una política de Estado centrada en garantizar el derecho fundamental de todos los ciudadanos a ver atendidas sus necesidades sociosanitarias".

"Es una petición que también formulamos al resto de los partidos políticos. En la Sanidad, es imprescindible que todos los políticos dejen de lado sus diferencias y sus contiendas, se sienten con las profesiones sanitarias a diseñar un sistema sanitario fuerte, sostenible y capaz de dar respuesta a las necesidades asistenciales de los pacientes", ha detallado Pérez Raya en declaraciones a Europa Press.

El máximo representante de los enfermeros felicita a Pedro Sánchez por su victoria, del que espera que "sea el presidente de todos los españoles, incluyendo por tanto a los 300.000 enfermeros". En este sentido, esperan que su Ejecutivo "aproveche al máximo el potencial asistencial, profesional y científico de la profesión enfermera", con el objetivo de "dejar atrás el actual sistema enfocado de forma casi exclusiva en el curar para dar un giro estratégico hacia otro modelo centrado en el cuidar".

GOBIERNO SOCIALISTA: "SE HA AVANZADO"

Por otra parte, los enfermeros realizan una valoración positiva de los meses de Gobierno socialista desde junio de 2018. "En lo que respecta a la profesión enfermera y a la Sanidad, se ha avanzado y se han hecho cosas importantes, y ha habido voluntad de diálogo y de resolver los grandes temas que tanto la Sanidad, como nuestra profesión, seguimos teniendo pendientes desde hace años", ha insistido.

En el caso concreto de la ministra, María Luisa Carcedo, ha reconocido su "cercanía, empatía y colaboración" con los enfermeros, algo que a su juicio está plasmado con el Real Decreto de Prescripción Enfermera, que "desde hace más de diez años era la asignatura pendiente de la enfermería española porque estaban obligados a trabajar sin seguridad jurídica alguna".

"Carcedo ha mostrado interés por resolver los problemas más graves de la profesión y de la Sanidad, como el déficit de enfermeras en el sistema sanitario, las desigualdades existentes entre las CCAA, las agresiones a profesionales sanitarios y los riesgos de la mal llamada farmacia comunitaria. También ha habido intención de avanzar con el desarrollo de las especialidades enfermeras", ha resumido, poniéndole el "pero" de solo contar con un enfermero en su Consejo Asesor.