14 de julio de 2009

Los enfermeros investigarán otras circunstancias que facilitarán el error

MADRID, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Consejo General de Enfermería de Madrid pedirá al consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Juan José Güemes, y a la Dirección del Hospital Gregorio Marañón "información adicional" sobre las circunstancias laborales en las que se encontraba la enfermera responsable del error médico que causó el lunes la muerte de Rayán, el bebé prematuro hijo de la primera fallecida por gripe A en España, para saber "qué otras circunstancias han facilitado que se haya producido el error".

Según precisó a Europa Press Rafael Lletget, director del Gabinete de Estudios del Consejo General de Enfermería de Madrid, solicitarán "de forma urgente" saber qué tipo de contratación tenía esta enfermera y si contaba con experiencia previa en otras unidades antes de pasar a Neonatología, un área "altamente especializada".

Asimismo, pedirán que se les confirme si era o no su primer día de trabajo, ya que, si es así, "debería haber sido supervisada por una compañera en todo momento e independientemente de otras circunstancias", como la aparición de una urgencia en el hospital.

NECESIDAD DE MAYOR CUALIFICACION

"Indudablemente, se trata de un error del que derivarán responsabilidades, pero queremos conocer qué otras circunstancias han facilitado que se haya producido el error", indicó Lletget, para quien este caso recuerda "la necesidad de tener una mayor cualificación" en la Enfermería, una medida aprobada en 2005 que aún está en trámite y que necesitará "el compromiso de las autonomías".

"Confiamos en que ahora el decreto sobre la especialización aprobado en 2005 y que se encuentra en la fase de desarrollo de los nuevos planes formativos, sea mucho más ágil y cuente con el compromiso de las autonomías, tanto para su aprobación como para contratar las enfermeras especializadas para cada trabajo", indicó.

No obstante, pidió "no criminalizar a este profesional ni a estos profesionales". "La Enfermería española es reconocida como una de las más cualificadas del mundo, pero esto no la exime del error, quizá relacionado con un excesivo uso de la polivalencia: una enfermera generalista con cuatro años de carrera está bien preparada, pero no lo suficiente para un área muy específica", concluyó.