17 de febrero de 2006

La enfermedad cardiovascular es la primera causa de muerte en las españolas

MADRID, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

La enfermedad cardiovascular es la primera causa de muerte en las mujeres españolas, pero lo que más les preocupa es el cáncer de mama, el más frecuente entre las féminas y del que cada año se diagnostican 16.000 nuevos casos, según se puso de manifiesto en el marco del VI Encuentro Nacional de Salud y Medicina de la Mujer, que se celebra esta semana en Madrid.

El presidente de la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia, Santiago Palacios, aseguró que la tendencia va hacia un aumento del diagnóstico de la enfermedad y una disminución de la mortalidad asociada a la misma. "Entre un 35 y un 45 por ciento de los casos tienen un pronóstico desfavorable en el momento del diagnóstico, bien porque la detección se realiza cuando la enfermedad está avanzada o por la edad a la que se ha detectado", dijo. La probabilidad de que una mujer española desarrolle cáncer de mama antes de cumplir los 75 años es del 5 por ciento, es decir, una de cada 20 mujeres desarrollará cáncer de mama antes de esa edad.

Según el doctor Palacios, existe una serie de factores de riesgo asociados al cáncer de mama, que no son siempre controlables, lo que obliga a los científicos a plantearse la prevención primaria como la actuación clave.

ENFERMEDAD CARDIOVASCULAR

En cuanto a la enfermedad cardiovascular, mientras que la cardiopatía isquémica es más frecuente en los varones (39 por ciento frente al 25 por ciento), el accidente cerebrovascular y la insuficiencia cardiaca son más prevalentes en las mujeres (31 por ciento frente al 27 por ciento y 19 por ciento frente al 11 por ciento, respectivamente). Por otra parte, en la mujer, la insuficiencia cardiaca se asocia más a hipertensión arterial y menos, como ocurre en el hombre, a cardiopatía isquémica.

Uno de los factores de riesgo más importantes de la enfermedad cardiovascular es el tabaquismo. Según la doctora Joima Panisello, jefa del Servicio de Medicina Interna del Hospital General de Igualada de Barcelona, el tabaquismo en las mujeres está asociado a la mitad de eventos coronarios. Además, este hábito reduce la edad de aparición del infarto agudo de miocardio inicial en mayor medida en mujeres que en hombres.

Aunque la exposición sea mínima, el riesgo de infarto agudo de miocardio aumenta 2,5 veces en las mujeres que fuman de uno a cuatro cigarrillos al día. El doctor Palacios afirmó que el tabaquismo reduce la edad de aparición de la menopausia en una media de 1,5 a 2 años, y puede aumentar el riesgo coronario durante esa etapa.

En cuanto al abandono del hábito, los expertos hacen hincapié en que a las mujeres les resulta más difícil llevarlo a cabo, tanto inicialmente como a largo plazo. Según la doctora Panisello, "las mujeres experimentan más sintomatología de abstinencia que los hombres y, además, es frecuente que éstas fumen para perder peso o como ayuda para mantener el que tienen". A los dos años del abandono del tabaco, la disminución del riesgo cardiovascular se estima en un 24 por ciento y a los 3-5 años el riesgo se aproxima al de las mujeres no fumadoras, con independencia de la duración o intensidad del tabaquismo o de la edad a la que se deja de fumar.

Junto al tabaco, otros factores de riesgo que se deben controlar para prevenir eventos cardiovasculares, son la hipertensión arterial, sobrepeso y obesidad, inactividad física, niveles de colesterol elevados y diabetes mellitus. Evitar los factores de riesgo, junto con una dieta equilibrada y cardiosaludable y realizar ejercicio físico, son las mejores medidas preventivas, según la experta.

La distribución de los factores de riesgo coronarios clásicos difiere entre sexos observándose entre las mujeres mayor incidencia de diabetes mellitus e hipertensión arterial (HTA). "Además, los factores de riesgo son más prevalentes y en las clases socioeconómicas más desfavorables y hay que tener en cuenta que el número de mujeres de edad igual o superior a 65 años que se encuentran en el nivel de pobreza es el doble que los hombres", explica la doctora Panisello.

En este sentido, esta experta explica que "la HTA comporta un riesgo relativo comparable en mujeres y hombres (1.5), la hipercolesterolemia presenta un riesgo relativo algo superior en hombres (1.4 frente a 1.1 en mujeres), mientras que la diabetes mellitus es un factor de riesgo mucho más grave en mujeres (2,4 frente a 1,9 en hombres)".

En cuanto al sobrepeso, el 14 por ciento de las mujeres adultas padece obesidad y el 53 por ciento presenta sobrepeso. Según el doctor Palacios, un Índice de Masa Corporal mayor a 30 aumenta tres veces el riesgo de padecer diabetes tipo 2, casi dos veces el de tener hipertensión arterial y 1,5 veces el de sufrir una dislipemia".