5 de junio de 2008

El ejercicio físico beneficia a los pacientes con insuficiencia cardíaca

El ejercicio físico beneficia a los pacientes con insuficiencia cardíaca
EP
Foto de la Noticia
Foto: EP + Ampliar



   MADRID, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -


   El ejercicio físico beneficia a los pacientes con insuficiencia cardíaca, a pesar de que hace años se considerara contraindicado, según han manifestado los expertos que participan en el I Congreso Clínico Cardiovascular, organizado por la Sociedad Española (semFYC) y Aragonesa (SAMFYC) de Medicina de Familia y Comunitaria, y que se celebra hoy y mañana en Zaragoza.

   El coordinador del Grupo de Actividad Física y Salud (GAFS) de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC), el doctor Ricardo Ortega, señaló que "en el caso de la insuficiencia cardíaca, aunque tradicionalmente se les aconsejaba a los pacientes reposo como medida general, en las últimas dos décadas se ha demostrado que el entrenamiento físico en estas personas puede mejorar mucho su estado funcional y su calidad de vida, además de reducir su riesgo de mortalidad".

   Los síntomas más frecuentes de la insuficiencia cardíaca son la disnea de esfuerzo (falta de aire) y la fatiga precoz que, según explicó el doctor Ortega, "hacen que el paciente tenga una intolerancia al esfuerzo y una baja capacidad funcional". "En los últimos años diversos estudios han demostrado que el entrenamiento físico en estas personas mejora tanto la resistencia al esfuerzo como la capacidad funcional, por lo que la prescripción de ejercicio en estos pacientes se dirige a aumentar su capacidad funcional, a mejorar el control de sus factores de riesgo y a mantener estable al paciente".

   En estos pacientes se aconseja la práctica de ejercicio aeróbico, como la bicicleta estática, caminar al aire libre e, incluso, si la capacidad funcional es buena, se puede llegar a correr de forma suave. "En cualquier caso, el ejercicio se debe practicar intercalando momentos de descanso con tiempos cortos de actividad física hasta completar una sesión de 20 a 40 minutos", apuntó el experto.

MÉDICO DE FAMILIA, PAPEL CLAVE

   El coordinador del Grupo de Enfermedades Cardiovasculares de la semFYC, el doctor José María Lobos, señaló que el médico de familia tiene un papel clave no sólo en la prevención activa de la insuficiencia cardiaca, mediante el control de la hipertensión y la cardiopatía isquémica, principales factores de riesgo, sino también en la detección precoz y tratamiento del paciente, "al promover el seguimiento coordinado con otros facultativos del ámbito hospitalario como cardiólogos e internistas".

   En España, más de la mitad de las personas mayores de 30 años presenta algún factor de riesgo cardiovascular (hipertensión, tabaquismo, colesterol elevado, diabetes, obesidad y sedentarismo). "La mejor prevención es promover la práctica de ejercicio físico regular, reducir el sobrepeso y eliminar el tabaquismo", explica el doctor Lobos.

   Por otro lado, el presidente de la semFYC, el doctor Luis Aguilera, destacó que la obesidad, cada vez más frecuente entre la población española, incrementa el  riesgo de hipertensión arterial, diabetes y dislipemia. "Aunque es en los adultos donde estas enfermedades son más frecuentes, no podemos pasar por alto la importancia de empezar a educar en salud cardiovascular desde la misma infancia, fomentando hábitos cardiosaludables".

   "Es la mejor manera de vivir más y de hacerlo con más calidad de vida. En ese sentido, los médicos de familia tenemos una situación privilegiada de cercanía y accesibilidad al paciente que debemos aprovechar", añadió el experto.