30 de marzo de 2006

La efectividad del sistema sanitario ha mejorado en los últimos años, según SESPAS 2006

MADRID, 30 Mar. (EUROPA PRESS) -

Todos los indicadores sobre efectividad del sistema sanitario ponen de manifiesto que en los últimos años la situación ha mejorado en todo el Estado español según el Informe SESPAS 2006, aunque su distribución por territorios no ha sido homogénea. LOs apartados a que se refiere el estudio abarcan la mortalidad, esperanza de vida, y actividad y productividad sanitaria.

Esta es la conclusión del informe, presentado hoy en rueda de prensa, elaborado por Rosa Gispert, María del Mar Torné y María Arán, después de analizar los indicadores básicos de mortalidad general y prematura, de actividad hospitalaria y de mortalidad evitable del sistema público de salud en las distintas comunidades autónomas.

La mortalidad por causas consideradas evitables, "principal indicador del desempeño de los servicios sanitarios", según los autores, se ha reducido en un 23 por ciento, en una proporción superior que la tasa de mortalidad general, del 20 por ciento. En concreto, la mortalidad evitable a partir de intervenciones de los servicios de asistencia sanitaria se ha reducido en un 26 por ciento, mientras que la mortalidad evitable a través de intervenciones intersectoriales --cáncer de pulmón, sida, accidentes de tráfico o enfermedad alcohólica del hígado, entre otras-- aumentó en un primer momento, para descender posteriormente en un 5 por ciento.

Por comunidades autónomas, el informe constata diferencias "amplias" entre Comunidades Autónomas. Destacan Baleares y Extremadura, que partiendo con valores altos de mortalidad evitable, 133 y 125 respectivamente, en 15 años han experimentado una reducción de la misma de un 38 y un 30 por ciento respectivamente, por encima de la media española (del 26 por ciento).

Cataluña y La Rioja, que partieron con tasas más bajas de mortalidad evitable también han experimentado una importante reducción en 15 años, pasando a ser de 71 y 65, respectivamente (un 30 y un 34 por ciento menos). En cambio, la mortalidad por intervenciones de políticas sanitarias intersectoriales aumentó en Aragón (2,075 por ciento), y Castilla y León y Murcia, aunque no significativamente.

"Los indicadores ponen asimismo de manifiesto que tanto la frecuencia de las actividades hospitalarias como la productividad ha aumentado en todo el territorio, en el periodo más reciente, pero persisten diferencias importantes entre CCAA, en ambos aspectos", según recoge el estudio.

En relación con la salud, los autores destacan "un cambio importante" en la clasificación de las Autonomías, atribuido al efecto de las epidemias de sida y los accidentes de tráfico sobre la mortalidad, que ha supuesto un estancamiento de la esperanza de vida en algunas comunidades como Cataluña y Baleares.

Por último, recuerdan que numerosos organismos internacionales, entre ellos la Organización Mundial de la Salud y el Banco Mundial, "han destacado la necesidad de evaluar la efectividad de los servicios sanitarios por razones económicas, de responsabilidad social, de organización y gestión sanitaria, y clínicas". En España, además, a estos incentivos se añade una cuestión de justicia y equidad entre los ciudadanos en el marco de un sistema sanitario cuya gestión ha sido transferida a los gobiernos autonómicos, señalan las autoras de este informe.