4 de septiembre de 2012

Baja el uso de la terapia hormonal tras la menopausia

Baja el uso de la terapia hormonal tras la menopausia
EUROPA PRESS

NUEVA YORK (EUROPA PRESS), 4 Sep. (Reuters/EP) -

Investigadores de la Universidad de Vermont, en Estados Unidos, han observado en los últimos años un descenso del número de mujeres que recurren a la terapia hormonal con estrógenos tras la menopausia, según se desprende de los resultados de un estudio publicado en 'Obstetrics & Gynecology'.

En concreto, han visto que en 2009 y 2010 sólo el 5 por ciento de las mujeres de más de 40 años que ya habían superado la menopausia habían utilizado estas terapias (bien estrógenos bien estrógenos más progestina), frente al 22 por ciento que lo hicieron en 1999 y 2000.

En 2002, el Women's Health Initiative publicó un estudio que mostraba como el consumo de estrógeno más progestina elevaba el riesgo de tener un accidente cerebrovascular, una enfermedad cardiaca o cáncer de mama, lo que podría ser el origen de una preocupación de las mujeres que se ha traducido en un menor uso de estas terapias.

El estudio, para el que se realizó una encuesta a más de 10.000 mujeres, mostró una reducción sostenida en el tiempo y respalda estudios previos realizados por otros organismos.

Aunque su principal autor, Brian Sprague, considera que los datos no son "suficientes para determinar la causa del descenso", reconoce que podría atribuirse a una preocupación de las mujeres o de sus propios médicos por los posibles riesgos que pueda causar la terapia.

El aumento del riesgo de desarrollar cáncer de mama fue uno de los principales motivos por el que la población ha comenzado a dejar de utilizar la terapia hormonal, según explicó el doctor Robert Langer, investigador del WHI y experto del Centro de Medicina Preventiva de Jackson Hole, en Wyoming.

Langer considera que es "una reacción realmente exagerada" a los efectos adversos detectados en el estudio del WHI, que había determinado que ocho de cada 10.000 mujeres desarrollaría un tumor mamario, lo que eleva a un 26 por ciento el riesgo de padecer la enfermedad.

El experto aclaró que esos resultados se atribuyen a las mujeres mayores que utilizan terapia hormonal para prevenir enfermedades crónicas, y no necesariamente a las más jóvenes que quieren aliviar los síntomas de la menopausia.