4 de febrero de 2006

Educación estudia incorporar alguna de las terapias alternativas en el catálogo de cualificaciones profesionales

MADRID, 4 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Educación y Ciencia, a través del Instituto Nacional de Cualificaciones (INCUAL), está estudiando la posible incorporación de alguna de las terapias alternativas en el catálogo de cualificaciones profesionales. No obstante, también sería necesario abordar la capacitación de estos profesionales sanitarios y la definición de los programas docentes, según informó el Gobierno, en una respuesta parlamentaria a la Plataforma para la Defensa de la Salud Natural.

Ante la petición de regulación de este sector por parte de dicha Plataforma, el Ejecutivo precisó que "en todo caso, cualquier actuación debe orientarse a establecer el reconocimiento o no como profesional sanitario a las personas que actualmente aplican las terapias no convencionales".

Asimismo, habría que favorecer a capacitación de estos profesionales médicos, farmacéuticos, fisioterapeutas, enfermeros, etcétera, para la aplicación de estas terapias, ya que en muchas ocasiones implican el diagnóstico de un síndrome clínico. También se tiene que definir la homologación y reconocimiento de los títulos, según el texto, al que tuvo acceso Europa Press.

Respecto a los argumentos presentados por la Plataforma para la Defensa de la Salud Natural para solicitar a la Administración Pública la regulación de este sector, que hacen referencia a las actuaciones que está realizando el Departamento de Salud de la Generalitat de Cataluña, el Gobierno aseguró que "es cierto que está trabajando para elaborar 'criterios naturistas', y homologar profesionales y escuelas, aunque todavía no se ha llegado a un planteamiento definitivo".

Según un estudio, realizado por el Ministerio de Sanidad y Consumo en el año 2002, muy pocos países de la Unión Europea tenían reguladas las actividades de las terapias no convencionales. En concreto, la osteopatía, la quiropraxia y naprapatía sólo estaban reglamentadas en algunos países, y sólo en Alemania estaba autorizada la medicina alternativa o naturopatía.