3 de marzo de 2015

La UE pide no caer en la "autocomplacencia" en lucha contra el ébola

La UE pide no caer en la "autocomplacencia" en lucha contra el ébola
OXFAM INTERMÓN

BRUSELAS, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La Unión Europea ha alertado este martes del riesgo de "caer en la autocomplacencia" en la lucha contra el virus del ébola, y ha advertido a la comunidad internacional de que no debe asumir que "lo peor ha pasado" sino reforzar su compromiso con la investigación y con los países foco del contagio en África occidental para ayudarles a salir de esta crisis.

   "La experiencia nos ha enseñado que no deberíamos asumir que lo peor ha pasado, porque todos sabemos bien lo que es una enfermedad contagiosa y virulenta. Debemos reiterar nuestro compromiso de ofrecer el apoyo necesario para llegar un final real del brote", ha dicho la Alta Representante de Política Exterior de la UE, Federica Mogherini, en la conferencia internacional sobre el ébola que se celebra en Bruselas.

   El comisario de Cooperación Internacional y Desarrollo, Neven Mimica, también ha advertido de que queda trabajo por hacer pese a los "avances" conseguidos, y ha abogado por  "preparar la recuperación postcrisis" y aprovechar el "fuerte compromiso global" para "controlar, tratar y derrotar" el virus.

   En su intervención en la conferencia, Mogherini también ha subrayado la necesidad de "enfrentarse constantemente" a la enfermedad para evitar que "se vuelva contra nosotros", para lo que ha abogado por preparar todas las medidas y estructuras necesarias que permitan una respuesta "suficientemente rápida" si surge un nuevo brote.

   "Ello implica que se avanza con vigor en la investigación de antídotos y vacunas, para asegurar que en el futuro contamos con algunos medios para tratar la enfermedad", ha indicado la jefa de la diplomacia europea.

   Mogherini también ha apostado por contribuir al desarrollo de servicios públicos adecuados y ayudar a la recuperación económica de los países más duramente golpeados por la enfermedad, como Liberia, Guinea y Sierra Leona, que fueron el foco más virulento del brote.

   La Unión Europea ha comprometido desde el inicio de esta crisis unos 1.200 millones de euros para la lucha contra la enfermedad y la investigación de nuevos tratamientos y vacunas.