5 de junio de 2008

Las donaciones de víctimas de tráfico bajan a la mitad por el descenso de la siniestralidad

Las donaciones de víctimas de tráfico bajan a la mitad por el descenso de la siniestralidad
MINISTERIO DE SANIDAD Y CONSUMO
Foto de la Noticia
Foto: Ministerio de Sanidad y Consumo + Ampliar



   SANTANDER, 5 Jun. (EUROPA PRESS) - 


Las donaciones de órganos procedentes de víctimas de accidentes de tráfico se han reducido en los dos últimos años a la "mitad" por la "caída en picado" de los accidentes y las víctimas mortales. Y en paralelo, la figura del donante joven "está pasando a la historia" y el incremento de donaciones se debe sobre todo a que cada vez hay más donantes entre personas mayores, según los datos que maneja la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) para los cuatro primeros meses del año.

   Estas son algunas de las conclusiones que se extraen de las cifras expuestas hoy en Santander por el coordinador nacional de trasplantes, Rafael Matesanz, con motivo de la presentación de la undécima edición de las Jornadas de encuentro entre profesionales de la Administración de Justicia y de la comunidad trasplantadora, a la que asistieron también el coordinador autonómico, Julio González Cotorruelo, y el presidente de la Audiencia Provincial de Cantabria, José Luis López del Moral.

   Según dijo, en los cuatro primeros meses del año las donaciones de personas fallecidas en accidente de tráfico representaron el 7 por ciento del total, cuando hace dos años suponían el 14 por ciento de las donaciones. No obstante, la cifra de donaciones no se ha reducido y, con los datos cerrados a 1 de mayo, se constata un incremento del 4,5% en la cifra de donantes y del 7 por ciento en el número de trasplantes realizados.

   Matesanz destacó que eso ha sido posible gracias al aumento de las donaciones de mayores, que cada vez están "contribuyendo más a esta empresa colectiva" y, por ello, este año los actos del Día del Donante, que se desarrollan a lo largo de toda esta semana, se han centrado en este colectivo.

   El coordinador subrayó además que los datos alcanzados en estos cuatro meses son ya suficientemente "significativos" para conocer la "tendencia" del año y hacen prever que se pueda cerrar 2008 con "máximos históricos" de donaciones.

   También se esperan buenos resultados en lo relativo a donaciones entre vivos para trasplantes de riñón, una especialidad que el pasado año contabilizó ya 137 trasplantes. En 2008 Matesanz destacó que se va bastante bien y espera que se alcancen al final los 170 o 180, eso si no se llega a los 200.

   Actualmente 25 hospitales españoles realizan este tipo de trasplantes que, según indicó, es hoy por hoy "el mejor tratamiento" para tres grupos de enfermos: los que no han llegado aún a diálisis, los jóvenes y los pacientes diabéticos.

EL PLAN 40 DONANTES

   Entre los objetivos futuros de la ONT destaca el plan denominado '40 donantes', que pretende conseguir que en toda España se alcance una tasa de 40 donantes por cada millón de habitantes, una cifra que ya superan algunas comunidades como Cantabria. Según explicó Matesanz, el pasado año la tasa española fue de 34,3 donantes por millón de habitantes y siete comunidades autónomas se situaron por encima de 40, un objetivo que se quiere extender a las 17 comunidades.

   El coordinador nacional de trasplantes, quien recordó que Cantabria y en general la Cornisa Cantábrica registran "con diferencia" las mayores tasas de donación, admitió que es "muy difícil, por no decir imposible", pasar de esos niveles alcanzados por encima de 40 donantes por millón de habitantes.

   En el caso cántabro, González Cotorruelo señaló que en los últimos diez años se han mantenido tasas por encima de 40 y en 2007 la región fue la segunda comunidad con mayor índice de donaciones. Aun con todo, todavía son muchas las personas que esperan un trasplante. Así, 16 pacientes de Valdecilla esperan un pulmón, 15 un hígado, seis o siete un corazón, uno un páncreas y 56 esperan recibir un riñón.

DONANTES JUDICIALES

   A la par que aumentan las donaciones en España, también está disminuyendo el número de negativas familiares y, además, están mejorando las relaciones con la justicia cuando la decisión sobre la donación depende del juzgado.

   En Cantabria, por ejemplo, en los últimos 20 años se han realizado 145 solicitudes al juzgado que siempre han sido atendidas, no sólo en fallecidos en accidentes, sino incluso por crímenes, situaciones en las que se asegura siempre que la instrucción judicial se realice "con seguridad" y "plenas garantías", explicó González Cotorruelo.

   Para mejorar aún más la coordinación entre los profesionales de los dos ámbitos y agilizar los procesos se desarrollan anualmente las jornadas de encuentro entre jueces y magistrados y la comunidad trasplantadora, unas jornadas que López del Moral considera ya "consolidadas" y que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha decidido incluir en su currículo formativo.

   Además, el Poder Judicial y la ONT están a punto de llegar a un acuerdo para convertir a Santander en sede permanente de formación para jueces y magistrados en esta materia, lo cual, no supondrá la ampliación de cursos, sino el mantenimiento de las actuales jornadas. González Cotorruelo destacó la importancia de estas jornadas que, entre otras cosas, han permitido que ahora en la Escuela Judicial de Barcelona se hagan prácticas, se acuda a los hospitales y se asista a una alarma de donación.