28 de marzo de 2014

La disfunción eréctil en pacientes hipertensos puede duplicar el riesgo cardiovascular

MADRID, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

La disfunción eréctil en pacientes hipertensos puede duplicar el riesgo cardiovascular, según han asegurado diversos expertos reunidos en el taller 'Disfunción eréctil y riesgo cardiovascular', organizado por Kern Pharma en el marco de la 19 Reunión de la Sociedad Española de Hipertensión-Liga Española para la Lucha contra la Hipertensión Arterial (SEH-LELHLA).

La disfunción eréctil (DE) es un problema de salud crónico y, en España, alrededor de un 19 por ciento de los hombres entre los 25 y 75 años tienen algún grado de disfunción eréctil, según los datos de un estudio epidemiológico realizado en España y que ha sido explicado por el jefe de Sección y miembro de la Unidad de Andrología del Servicio de Urología del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, Jesús Blázquez.

Así, tal y como ha comentado el especialista en Nefrología de la Unidad de Hipertensión Arterial del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, José Antonio García-Donaire, en pacientes con hipertensión arterial, desarrollar una disfunción eréctil supone "duplicar y hasta triplicar" el riesgo cardiovascular.

"Cuando el paciente hipertenso acude a la consulta, es muy importante que el médico le pregunte si tiene problemas de disfunción eréctil, independientemente de sus cifras de presión arterial y de si las tiene o no controladas. La razón es que si además de hipertensión tiene disfunción eréctil, puede significar que su enfermedad cardiovascular ha progresado, que ya no se está en una fase inicial. Y esto es crucial para poder actuar en consecuencia", ha recalcado García-Donaire.

En este sentido, Blázquez ha informado de que prevalencia de la disfunción eréctil es superior en pacientes hipertensos y se calcula que un 25 por ciento de ellos la sufren en algún momento.

UN SÍNTOMA "CENTINELA" DE ENFERMEDAD CARDIOVASCULAR

Los pacientes pueden desarrollar inicialmente una disfunción eréctil, sin un historial previo de factores de riesgo o de enfermedad coronaria. Es una señal de aviso que, a juicio de García-Donaire, debe considerarse como un marcador precoz de riesgo cardiovascular, de que puede existir patología cardiovascular en otros órganos. De hecho, señala, un porcentaje importante de los casos que llegan a la consulta tienen patología cardiovascular a otro nivel.

Por tanto, la disfunción eréctil es el primer síntoma de problemas cardiovasculares, y está "perfectamente demostrado" que es un síntoma centinela. En concreto, la enfermedad se caracteriza por una disfunción en la capa que recubre el interior de todos los vasos sanguíneos, también los del pene, donde los vasos son más pequeños y es más fácil que afecte a la llegada de la sangre. Incluso antes que al corazón.

"La principal causa de aparición de la disfunción eréctil es vascular, aunque no la única. Está demostrado que dos terceras partes de los pacientes que acuden a urgencias por un dolor en el pecho ya tenían síntomas de disfunción eréctil desde hacía años. Por ello, algunos autores denominan coloquialmente a la disfunción eréctil como 'angina de pene'", ha apostillado Blázquez.

Para leer más