25 de febrero de 2006

Detectados los primeros casos de un virus que está causando estragos en Reunión en la Francia continental

Detectados los primeros casos de un virus que está causando estragos en Reunión en la Francia continental

PARIS, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades sanitarias francesas anunciaron hoy la detección de los primeros casos del virus chikungunya, transmitido por un mosquito, en la Francia continental, después de que esta enfermedad se haya cobrado hasta la fecha 77 vidas en la isla gala de Reunión, en el océano Indico. Precisamente, el primer ministro, Dominique de Villepin, tiene previsto desplazarse mañana a esta isla para abordar la crisis provocada por la epidemia de este virus.

El director del servicio de enfermedades infecciosas del hospital parisino la Pitié-Salpetrière, François Bricaire, confirmó hoy que se han detectado casos de chikungunya en personas que han llegado a Francia procedentes de la isla de Reunión, según recogen hoy los medios galos. De hecho, el ministro de Sanidad, Xavier Bertrand, ha indicado que el mosquito 'Aedes Albopictus', que transmite la enfermedad, podría estar presente en el sureste del país.

Los síntomas del chikungunya se caracterizan por fiebre alta, erupción cutánea y fuerte dolor articular. Esta enfermedad la transmite el mencionado mosquito, originario de Asia. Según el último balance ofrecido ayer por las autoridades galas sobre los efectos de este enfermedad en Reunión, ya hay 157.000 afectados, mientras que el virus ha provocado directa o indirectamente 77 muertes.

"Hay personas que regresan de la isla de Reunión y que presentan síntomas como los de del chikungunya con diagnósticos que han sido confirmados", declaró Bricaire a la emisora Europe 1. "Esto no es sorprendente sino que es la siempre expresión de las relaciones que existen entre la isla de Reunión y la metrópolis", añadió, precisando que se han detectado "una treintena de casos" sólo en la Pitié-Salpetrière. "Es posible que en otros servicios parisinos o de enfermedades infecciosas" se detecten más casos, añadió.

Entretanto, el primer ministro se dispone a viajar mañana a Reunión con el fin de demostrar que París no está ignorando la grave situación que atraviesa la isla, de 774.600 habitantes. Villepin tiene previsto visitar el centro de crisis de las autoridades locales, un hospital y pasar revista a la campaña en marcha para erradicar al mosquito que provoca la enfermedad.

La oposición socialista había acusado el Gobierno de no hacer lo suficiente para combatir la enfermedad por tratarse de una isla y no de un departamento continental. Según informó Matignon, durante su visita de poco más de 24 horas, Villepin "anunciará el refuerzo de la ayuda a las personas y del equipamiento con repelentes (antimosquitos) de la población".