14 de marzo de 2012

Descubren que un gen que protege frente al cáncer puede también promover el crecimiento tumoral

Descubren que un gen que protege frente al cáncer puede también promover el crecimiento tumoral
EUROPA PRESS

MADRID, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Científicos del CNIO han descubierto un gen que protege contra el cáncer y a su vez, es capaz de promover el crecimiento de un tumor. Los investigadores sospechan que esta propiedad, un arma de doble filo, podría estar presente en otros genes. El trabajo se publica esta semana en 'Journal of Experimental Medicine'.

    Según líder de este equipo investigador, Oscar Fernández-Capetillo, el gen identificado por su equipo "puede ser a la vez el doctor Jekyll y mister Hyde, pues puede proteger frente a la aparición de tumores y también promover su crecimiento".

   En concreto, se trata del gen Chk1, conocido por su efecto antitumoral. Es lo que Fernández-Capetillo denomina "un genoma guardián, un gen que mantiene al genoma libre de mutaciones y por lo tanto, protege frente al desarrollo de tumores".

   El objetivo del estudio era averiguar si el efecto protector frente al cáncer de Chk1 era mayor en organismos con mayor cantidad de proteína que codifica. Para ello crearon un ratón con tres copias del gen en lugar de las dos normales.

   Después extrajeron y cultivaron las células animales y las convirtieron en cancerígenas con la ayuda de otros genes. Descubrieron algo sorprendente: las células se hacían malignas más fácilmente cuando portaban una copia extra de Chk1.

   El motivo de esta paradoja es que Chk1 tiene un efecto beneficioso en las células sanas, pero también beneficia a las células tumorales una vez que se establecen en el organismo.

   "Inicialmente --recalca el líder del grupo-- Chk1 previene la aparición de tumores limitando las mutaciones espontáneas que aparecen en las células, esta es la parte del doctor Jekyll". "Sin embargo, los tumores avanzados muestran un amplio daño en su ADN y es aquí donde Chk1 va en ayuda del tumor reduciendo el daño que aparece en su genoma", explica.

   Chk1 funciona protegiendo contra el estrés replicativo, un tipo de daño que aparece en el material genético de las células cuando se dividen. Algunos tumores sufren, de hecho, continuas lesiones en su genoma debido a sus múltiples divisiones.

  "La presencia de 'genomas guardianes' como Chk1 puede favorecer el crecimiento de este tipo de tumor reduciendo su carga de lesión", según ha explicado J. López-Contreras, uno de los investigadores principales del estudio.

  "Este estudio arroja luz sobre por qué Chk1 está sobreexpresado en muchos tumores, ya que podemos suponer de forma intuitiva que lo que favorece el desarrollo del cáncer es la pérdida de genes protectores", concluye.