5 de enero de 2009

El Departamento de Salud apuesta por los espacios sin humo en hostelería y por endurecer la Ley del Tabaco

El Departamento de Salud apuesta por los espacios sin humo en hostelería y por endurecer la Ley del Tabaco
EP

ZARAGOZA, 5 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Departamento de Salud y Consumo del Gobierno aragonés apuesta por dar un paso adelante en la regulación del consumo de tabaco en el sector de la hostelería y conseguir que todos sus espacios sean libres de humo, con el objetivo de avanzar en las medidas sanitarias frente al tabaquismo. Aragón, una de las comunidades autónomas en las que se ha incrementado la venta de cajetillas, es también una de las que apuesta con firmeza por endurecer la Ley del Tabaco.

En este sentido, la Dirección General de Salud Pública creó un grupo de trabajo que, tras analizar la situación actual, señaló cuatro motivos fundamentales para que no se fume en los locales de la hostelería aragonesa: garantizar la salud laboral de sus trabajadores, que los ciudadanos dispongan de ambientes libres de humo en lugares de ocio, evitar la discriminación que se plantea entre los distintos empresarios al fijar diferentes requisitos en función de la superficie del establecimiento, su ubicación o actividad, y, finalmente, que disminuya la aceptación social del tabaco.

Este grupo de trabajo estuvo integrado por representantes de la administración, de empresarios de la hostelería, de los consumidores, de los trabajadores y de diferentes entidades, con el objetivo de alcanzar el mayor grado posible de consenso en la sociedad. Sus conclusiones se reflejan en el documento 'Garantizar espacios sin humo en todos los espacios públicos. Propuesta de modificación de la legislación vigente en materia de consumo de tabaco en el sector de la hostelería y ocio' al que se han adherido más de 64 entidades de Aragón y del resto de España.

El director general de Salud Pública, Francisco Javier Falo, manifestó que "creo que la conclusión que salió del grupo también fue muy clara, la ley es insuficiente y hay que modificarla, además no sólo es prioritario hacerlo sino que el ámbito debe ser el estatal, nuestra organización administrativa no justifica que las normas sean diferentes en las comunidades autónomas y, por ello, nuestra primera apuesta ha sido llevarlo al Consejo Interterritorial y a la Comisión de Salud Pública".

En cuanto a la actividad inspectora del Gobierno de Aragón en materia antitabaco, en 2007 fueron 2.809 las inspecciones realizadas, de las que 2.607 se desarrollaron en establecimientos hosteleros. Un total de 1.382 se realizaron en Zaragoza, frente a las 1.026 llevadas a cabo en Huesca y a las 401 efectuadas en Teruel. Los servicios de inspección impusieron 200 sanciones en Aragón cuyos importes van de los 600 a los 5.000 euros.

PREVENCIÓN DEL TABAQUISMO

Las actuaciones del Departamento de Salud y Consumo frente al tabaquismo van desde la prevención del inicio del consumo, hasta la deshabituación de los fumadores, pasando por la protección de la población no fumadora frente al aire contaminado por el humo.

La línea preventiva se trabaja ya desde la Educación Primaria, en concreto, con escolares entre 8 y 11 años de edad, con el programa 'La aventura de la vida', que aborda el desarrollo de hábitos saludables y que ha contado en el curso 2007-2008 con la participación de unos 180 centros aragoneses, cerca de 17.000 alumnos y casi 1.000 profesores.

En Secundaria, han sido más de 170 centros, más de 45.000 alumnos y cerca de 1.200 profesores de todo Aragón los que han participado en tres programas que abordan entre otros temas el tabaquismo: 'Órdago: afrontar el reto de las drogas'; 'Cine y Salud: el cine como herramienta de educación para la salud' y 'Pantallas sanas'.

Además, el pasado 2008 se puso en marcha el programa 'Retomemos' que, dirigido a adolescentes de 14 a 16 años, pretende reducir las conductas de riesgo, especialmente las relacionadas con el consumo de alcohol, mediante la educación en habilidades para la vida. Para ello, se sirve de diez historias de dibujos animados en las que se plantean alternativas que invitan a reflexionar.

El director general de Salud Pública del Gobierno de Aragón, Francisco Javier Falo, incidió en que "hemos incorporado un nuevo programa en el ámbito de educación para la salud, es el programa 'Retomemos', pero también hay que recordar que en desahabituación tabáquica ya tenemos programas específicos con los que estamos trabajando tanto en Primaria como en Secundaria, todos ellos intentan que las generaciones que vienen por detrás tengan unos hábitos más saludables y unas posturas más responsables ante el consumo de sustancias".

Falo agregó que "en definitiva es capacitar para tomar nuestras propias decisiones, es decir no a lo que es malo y decir sí a los que nos parece aceptable". Subrayó que "prevenir el consumo de tabaco en los jóvenes es apostar por salud en el futuro y es una apuesta muy clara de políticas de salud en nuestra comunidad autónoma".

En cuanto al apoyo a las personas que quieren abandonar el hábito tabáquico, se realiza desde la atención primaria de salud, desde los más de 120 centros de salud aragoneses, y también desde consultas especializadas. En 2007 se atendió a 54.600 personas que solicitaron ayuda para dejar de fumar, lo que supone un 6,5 por ciento de la población fumadora estimada, 342.522 personas.