15 de marzo de 2012

Denuncian a un hospital y a un CAP de Barcelona por diagnosticar un embarazo a una mujer con cáncer

Estudia presentar otras tres, que se suman a las tres ya presentadas en noviembre

Denuncian a un hospital y a un CAP de Barcelona por diagnosticar un embarazo a una mujer con cáncer
EUROPA PRESS

   BARCELONA, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Defensor del Paciente ha presentado la denuncia por vía penal de una paciente a la que un hospital de Barcelona le diagnosticó erróneamente nervios, y posteriormente un embarazo, cuando en realidad sufría un cáncer líquido de 11 kilos que le había provocado un fuerte aumento de peso.

   El escrito, que según la asociación ha sido admitido a trámite en el juzgado, narra el periplo de Isabel A.G., de 39 años, cuando en junio de 2011 empezó a sentir un empeoramiento generalizado de su salud y acudió a un centro de atención primaria (CAP) de Gelida, donde residía.

   Tras cuatro meses en los que los médicos le diagnosticaron nervios y un posible embarazo --que los test desmintieron--, el Hospital de Martorell (Barcelona) le practicó una ecografía, momento en el que vieron que tenía un quiste en el ovario y indicaron la necesidad de hacer una ecografía transvaginal por vía preferente para la que, sin embargo, le daban un mes de plazo.

   La paciente, según su mismo relato y ante la mala atención recibida en Martorell, acudió el 27 de septiembre al Hospital Vall d'Hebron de Barcelona donde, a pesar de que los médicos reconocieron la gravedad de su situación, le indicaron que no podían atenderla porque en el mismo día ya había acudido a las urgencias de otro centro médico, al que le remitieron de nuevo.

   Isabel, gracias a un médico conocido, emprendió entonces viaje a Albacete, donde fue operada a primeros de octubre en el Hospital General, y actualmente recibe sesiones de quimioterapia en el Vall d'Hebron, ya que la operación le supuso la extirpación total de su aparato reproductor y le impide ser madre.

   En declaraciones a los medios, visiblemente afectada y con la cabeza cubierta por un pañuelo como consecuencia de la quimioterapia, ha lamentado que a lo largo del proceso se sintió maltratada y humillada, y ha confiado en que la denuncia presentada sirva para aportar "un granito de arena para que no vuelva a suceder" nada similar.

   La presidenta de El Defensor del Paciente, Carmen Flores, ha cargado por su parte contra los recortes del Gobierno catalán en el presupuesto sanitario, y ha culpado directamente a la administración catalana de lo sucedido.

   Flores, que ha hecho un llamamiento a la insumisión para que nadie pague el euro por receta aprobado en el Parlamento catalán, ha calificado de "atentado contra la salud" el caso de Isabel y ha animado a la ciudadanía a denunciar todos los casos similares que conozcan.

TRES DENUNCIAS MÁS

   La asociación ha presentado el contenido de otras tres denuncias por supuestas negligencias médicas en el sistema sanitario catalán, que en estos momentos estudia para determinar qué vía judicial seguirán.

   Éstas se refieren a una paciente que espera un recambio de prótesis cardiaca calificado como urgente desde agosto; una operación de nariz que fue practicada en la sanidad privada porque supuestamente no aceptó realizarla la pública, y a un diagnóstico erróneo de estreñimiento a una mujer que tuvo que ser operada de urgencias de un embarazo eptópico al reventar una trompa y presentar sangrado continuado durante tres semanas.

   Carmen D., de 36 años y protagonista del último caso, ha relatado que fue en el Hospital de Granollers donde le diagnosticaron por error estreñimiento y le recetaron lavativas, y ha precisado que si no llega a tener los fondos necesarios para ser operada en la sanidad privada su vida habría corrido serio peligro.

   El Defensor del Paciente ya presentó otras tres denuncias por vía penal en noviembre del año pasado, casos que actualmente han sido admitidos a trámite y se encuentran en proceso de realizar las pruebas periciales pertinentes, según ha relatado el abogado de la asociación.