28 de abril de 2016

Denuncia que las reformas laborales han precarizado el trabajo de personas con VIH

MADRID, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Comisión de VIH y Empleo, compuesta por CCOO, UGT, CESIDA, FELGTB y Trabajando en Positivo, denuncia que las reformas laborales ha precarizado aún más la perspectiva de trabajo de las personas con VIH. Por este motivo, defienden la aprobación de una Ley de Igualdad de Trato y no Discriminación que posibilite herramientas legales para la lucha contra la discriminación laboral.

Con motivo del Día Internacional del Trabajo, que se celebra el 1 de mayo, la Comisión recuerda que debido a las reformas las ausencias justificadas al trabajo puedan ser causa de despido objetivo, incluidas las provocadas por motivos de salud y asistencia a consulta médica, provocan una realidad totalmente injusta para el total de las trabajadoras y trabajadores y en particular, para las personas que padecen VIH ya que, como enfermedad crónica que es, requieren una atención y un seguimiento sanitario regular.

Asimismo, desde la Comisión se señala que en los últimos años se ha incrementado la precariedad de las trabajadoras y trabajadores en general y en especial, de las personas con VIH, al favorecer la inaplicación de los convenios colectivos y el poder unilateral de las empresas a la hora de despedirlas o deteriorar sus condiciones laborales.

En este periodo también se ha limitado gravemente la intervención sindical y debilitado la fuerza de la negociación colectiva. De esta forma, la concreción de estas reformas afecta de manera más especial a los colectivos más desfavorecidos en el ámbito laboral, siendo las personas con VIH y sida uno de éstos.

Por tanto, condena la vulneración de los derechos de las personas con VIH en el ámbito laboral, fundamentalmente, a través de despidos improcedentes, solicitud de datos sobre la salud y el resultado de la prueba del VIH.

Asimismo, animan a toda la ciudadanía a salir a la calle en las manifestaciones que se van a celebrar este 1º de mayo en toda la geografía española con el fin de exigir al Gobierno la derogación de las reformas laborales, "y que se favorezca un cambio de las políticas públicas, del modelo productivo y del patrón de crecimiento que genere empleo cualificado, digno, estable y de calidad, en lugar de cebarse con los colectivos más vulnerables".