15 de agosto de 2007

Demuestran por primera vez que la contaminación urbana afecta a la salud cardiovascular

MADRID, 15 Ago. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Universidad Nacional de Taiwán han demostrado por primera vez que la contaminación del aire en las ciudades afecta a los indicadores clave del riesgo cardiovascular en los jóvenes, es decir, a la inflamación, el estrés oxidativo, la coagulación y la disfunción del sistema autónomo. Las conclusiones del estudio se publican en la revista 'American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine'.

El estudio investigó el efecto común del aire urbano contaminado sobre estos marcadores biológicos en 76 estudiantes sanos de Taiwán. Para ello, los investigadores recopilaron muestras de sangre y realizaron electrocardiogramas a todos los participantes en el estudio cada 30 días en los meses de Abril, Mayo y Junio de 2004 o 2005. Después asociaron las fechas y horas de recogida de las muestras con los datos de una estación de control del aire situada en una localización concreta del campus de estudiantes. Las concentraciones de partículas contaminantes en el aire urbano fueron promediadas sobre las 24, 48 y 72 horas.

Los investigadores descubrieron que los aumentos significativos de todos los índices de riesgo cardiovascular estaban asociados con una mayor exposición a las partículas contaminantes. Según Chang-Chuan Chan, autor principal, "el estudio proporciona evidencias de que la polución del aire urbano está asociada con la inflamación sistémica, el estrés oxidativo, los defectos del sistema fibrinolítico, la activación de la coagulación sanguínea y alteraciones en el sistema nervioso autonómico en jóvenes sanos.

Según explica Benoit Nemery, de la Universidad Católica de Lovaina en Bélgica, la mayoría de literatura científica sobre la contaminación ha mostrado los efectos de ésta sobre las personas mayores y a pesar de que se han realizado estudios en personas jóvenes, este es el primer estudio que muestra efectos significativos en este grupo de población.

Según los investigadores, no fue posible identificar en el estudio los mecanismos biológicos que intervienen en esta alteración producida por la contaminación. Chang-Chuan Chan indica además la necesidad de realizar futuros estudios que analicen la secuencia temporal de los efectos de la contaminación sobre los marcadores cardiovasculares humanos.