16 de abril de 2019

Defensa de Sanidad Pública pide una finaciación del 7% del PIB y eliminar todos los copagos

Defensa de Sanidad Pública pide una finaciación del 7% del PIB y eliminar todos los copagos
EUROPA PRESS - ARCHIVO

MADRID, 16 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) ha pedido a los partidos políticos que concurren a las elecciones generales del 28 de abril que establezcan una finaciación "suficiente" en la Sanidad "para recuperarse de la etapa de brutales recortes de los últimos años", llegando hasta el 7 por ciento del PIB, así como acabar con todos los copagos.

"Somos conscientes de la situación crítica en la que se encuentra
nuestro sistema sanitario y de la importancia que tienen las próximas
elecciones del 28 de abril para su futuro. Durante años, los gobiernos del PP se han dedicado a recortar, deteriorar, desmantelar y privatizar la sanidad pública. Llamamos a votar a todas las personas a aquellos partidos que se proponen recuperar, promover y consolidar una sanidad pública de calidad, universal, gratuita en el momento del uso y basada en la provisión pública", detallan en un documento.

Junto con una finaciación "finalista", reclaman acabar con las exclusiones establecidas en el Real Decreto-Ley 16/2012. "El Real Decerto de 2018 palió en parte esta situación, pero todavía siguen produciéndose numerosos problemas por una interpretación cicatera de algunas CCAA", lamentan. También piden eliminar definitivamente todos los copagos, ya que suponen "un serio obstáculo para el acceso de prestaciones necesarias en la personas más pobres y más enfermas".

"Aunque existe una cierta imagen pública de que se logró paralizar la
ofensiva privatizadora de la Sanidad, la realidad es que no ha sucedido así, y si bien es cierto que se lograron detener algunas iniciativas privatizadoras en lugares concretos, no lo es menos que se ha continuado el proceso privatizador en general con medidas menos llamativas y más silenciosas. La evaluación de este proceso es contundente: se aumento el coste de los servicios, se favoreció la corrupción y no se mejoró la atención sanitaria", argumentan.

Por otra parte, abogan por "controlar y racionalizar" tanto el gasto farmacéutico como la sobreutilización del Sistema Nacional de Salud. Paralelamente, apuestan por "potenciar" la Atención Primaria, que "ha de ser la clave y la base de todo el sistema sanitario", por "reorientar" la política de personal, "sistemáticamente abandonada en estos años".