1 de diciembre de 2014

CyL aboga por un ministro con capacidad política para promover un pacto por la sanidad pública

CyL aboga por un ministro con capacidad política para promover un pacto por la sanidad pública
EUROPA PRESS

VALLADOLID, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Sanidad de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado, ha abogado este lunes por que el futuro titular del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad sea una persona con suficiente "capacidad política" para promover el desarrollo de la sanidad española pero sobre todo para llegar a un pacto político y social sobre esta materia.

Sáez Aguado, durante una rueda de prensa en Valladolid para presentar una intervención quirúrgica realizada en base a un modelo impreso en tres dimensiones, ha expresado así sobre el perfil que debería tener la persona que ocupe el cargo.

En concreto, considera que hay que tratar de que sea una persona que, "en la media de lo posible" tenga experiencia en el sector, algo que no es "imprescindible", sino "razonable" o "recomendable" porque le dota de "valor añadido".

Sin embargo, ha destacado que como cualidad debería tener una "capacidad política suficiente" para promover el desarrollo de la sanidad pública española y "sobre todo" hacer algo que "aún no ha sido posible" como llegar a un pacto "político y social" por la sanidad, "tal vez" como el alcanzado en Castilla y León.

EVITAR DEBATE PARTIDISTA

En este sentido, Sáez Aguado ha señalado que se trata de separar la sanidad del debate "partidario" para dar tranquilidad y lograr su mejora, aunque sea una cuestión que se pueda debatir en el ámbito político, y cree que son más "las cosas que unen" a partidos y profesionales sobre cómo debe ser el sistema que las que les separan.

A su juicio, lograr los objetivos al frente de este Ministerio dependen del "estilo de trabajo" y "voluntad política", entre otras circunstancias y ha insistido en que si procede del ámbito sanitario "mejor que mejor", aunque no sea "imprescindible".

Como ejemplo, ha señalado dos "excelentes" ministros, uno de un gobierno del PP que procede del ámbito sanitario como es Ana Pastor y otro socialista que no llegaba del sector como Julián García Vargas.