4 de septiembre de 2012

Rosado insiste en que la sanidad valenciana factura "aquellas situaciones que son facturables"

Rosado insiste en que la sanidad valenciana factura "aquellas situaciones que son facturables"
EUROPA PRESS

ALICANTE, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Sanidad, Luis Rosado, ha insistido este martes en que el sistema público sanitario de la Comunitat Valenciana sigue atendido a todas las personas, y "lo único que ha cambiado" este mes de septiembre es que los servicios centrales ahora "facturan aquellas situaciones que son facturables".

En su visita este martes al Hospital de Elda (Alicante), a preguntas de los medios de comunicación, el conseller ha querido dejar "muy claro" que "en ningún momento se ha negado la asistencia a nadie dentro de la Comunidad Valenciana".

"Nuestros profesionales tienen instrucciones de hacer exactamente lo que venían haciendo hasta la actualidad con la atención no sólo a inmigrantes, sino al resto de personas", ha remarcado, aunque ahora los servicios centrales "facturan aquellas situaciones que son facturables, y las que no son facturables, evidentemente no las facturan".

En este sentido, ha apuntado también que "lo único que cambia es el derecho a poseer una tarjeta sanitaria para determinado colectivo, que, efectivamente, cambia su situación, pero el sistema sanitario no cambia su forma de trabajar en ninguno de los aspectos que venía realizando hasta la actualidad".

Así, ha explicado que en la actualidad, la Conselleria de Sanidad lleva a cabo la actualización de los datos facilitados por el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS). Hasta que los datos estén contrastados, Sanidad "no puede dejar sin asistir a alguien de la que desconocemos realmente cuál es su procedencia", ha puntualizado.

TARJETA SANITARIA SOLIDARIA

Además, se ha referido a la actividad complementaria correspondiente a la farmacia, que "en algunos casos se presta de una forma gratuita en la Comunitat Valenciana independientemente del aseguramiento", y que permite recibir medicamentos de forma gratuita a personas cuyos ingresos están por debajo del umbral de la pobreza.

En la actualidad, alrededor de 700 personas son beneficiarias de esta ayuda denominada tarjeta sanitaria solidaria, y según ha asegurado el conseller, la Generalitat proyecta que "en el futuro, exista una serie de convenios --entre administraciones-- que permitan que estas actividades complementarias en aquellas personas que no tienen recursos, pueda seguir realizándose de una forma efectiva".

"Al perder el derecho al aseguramiento, nuestra intención es que estas personas puedan recibir ayudas por parte de la Administración para poder seguir recibiendo esta prestación, en los casos concretos de aquellas personas por debajo del umbral de la pobreza", ha precisado. De este modo, ha indicado, "nadie se quedará sin un medicamento si no tiene para pagarlo".