23 de febrero de 2006

C.Valenciana.- Rambla dice que el Consell seguirá "sumando todos los recursos públicos y privados" en materia oncológica

VALENCIA, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Sanidad de la Generalitat, Vicente Rambla, manifestó hoy en el pleno de las Cortes Valencianas que el Gobierno valenciano continuará "sumando todos los recursos públicos y privados" para atender a los enfermos oncológicos.

Rambla, que compareció en la Cámara para informar sobre el grado de cumplimiento del Plan Oncológico 2002-2006 de la Comunidad Valenciana, destacó que la Comunidad Valenciana es la autonomía "con más tecnología en general, con más TAC, PET y resonancia magnética" y aseguró que, desde el Consell, "allá donde haya un recurso sanitario disponible y que podamos poner a disposición de los ciudadanos de nuestra Comunidad, lo vamos a hacer, siempre y cuando sea más eficiente, sea en materia oncológica o en cualquier otra materia".

El conseller se pronunció de esta manera en respuesta a las palabras de la diputada socialista María José Mendoza, quien acusó a los populares de "apostar por la mercantilización de la oncología". Manifestó que la Comunidad Valenciana tiene "proporcionalmente más" unidades de Tomografía por Emisión de Positrones (PET) que ninguna otra comunidad "pero ninguna de última tecnología en ningún hospital público" ya que todas "son privadas", denunció.

Instó al Consell a "desmercantilizar la atención oncológica" y "aplicarse en poner recursos adecuados en cada área de salud, aunque concierte transitoriamente con la privada", y, al respecto, denunció que las poblaciones del área de la Vila Joiosa y de Benidorm no disponen de una unidad de oncología pública. En este punto, señaló que no hay "ninguna garantía, sólo por intereses del amigo del ex presidente de la Generalitat Eduardo Zaplana, de que la unidad integral del hospital privado" gestionado por la empresa Beanaca, en Benidorm, "reúna las condiciones".

Mendoza censuró al Gobierno valenciano por "languidecer en la atención pública" y "no poner ni una sola cifra sobre los recursos realmente existentes en el sistema público" respecto a la oncología. Criticó que los pacientes, en ciertas áreas de salud, "tardan más de cuatro y seis semanas para iniciar una radioterapia" y en algunos hospitales hay esperas de seis meses para realizar pruebas de TAC y cuatro meses para una ecografía.

Emplazó a Rambla a "acortar el tiempo desde que hay una sospecha diagnóstica hasta que se diagnostica definitivamente" la enfermedad, a la vez que señaló que el Plan Oncológico diseñado por el Consell "debería ser menos aparatoso pero mucho más ambicioso" e instó al Gobierno valenciano a incidir en la prevención y en el diagnóstico rápido, así como en realizar un "mapa de recursos actuales, un compromiso con el horizonte temporal y un compromiso presupuestario".

También señaló que el director del Plan Oncológico debería tener dedicación exclusiva en la sanidad pública "y no ser un director que trabaja en una institución privada y en un hospital privado" porque así, afirmó, "ese plan nunca funcionará, porque la apuesta tiene que ser poner recursos adecuados, complementarios a la privada, pero no entregar entera la atención oncológica de un área a la iniciativa privada" como ha ocurrido en la Vila Joiosa, denunció.

Al respecto, añadió que el Gobierno valenciano paga al Instituto Valenciano de Oncología (IVO) "por cada uno de los procesos", de forma que lo que cuesta en un hospital público "10.000 pesetas en el IVO cuesta 99 euros una visita sólo de radioterapia".

DISCURSO "OBSOLETO"

Por su parte, Rambla instó a la diputada socialista a cambiar de discurso porque se ha quedado "obsoleto", dijo, y le preguntó "si de verdad volvería a subir a esta tribuna y diría que el Gobierno valenciano está haciendo negocio con los enfermos oncológicos de esta Comunidad o se avergüenza de decir esas cosas".

Defendió que la Comunidad Valenciana está realizando "un enorme esfuerzo en materia oncológica, como lo está haciendo el conjunto de comunidades autónomas", puesto que se trata del "primer problema de salud de esta comunidad y del conjunto de España".

Señaló que es la Comunidad "con más tecnología en general, con más TAC, PET y resonancia magnética" y, al respecto, preguntó a Mendoza "qué estamos haciendo mal" y si su pretensión era que no "sumemos todos los recursos públicos y privados y que dejemos de concertar con el IVO por no ser un hospital público en nuestra Comunidad".

Rambla aseguró que allá "donde haya un recurso sanitario disponible y que podamos poner a disposición de los ciudadanos de nuestra Comunidad, lo vamos a hacer, siempre y cuando sea más eficiente, sea en materia oncológica o en cualquier otra materia". Defendió que el IVO es "referencia nacional y ha sido concertado por todos los gobiernos de la Generalitat y lo va a seguir siendo, como lo puede ser la clínica de Benidorm o cualquier otro centro que tenga equipamiento técnico y recursos humanos".

Afirmó que el discurso de Mendoza "no aporta credibilidad" y le pidió "rigor" en sus intervenciones y recalcó que a pesar de esa "permanente tendencia instalada en el alarmismo" desde el Consell "vamos a seguir haciendo esfuerzos y poniendo a disposición de los ciudadanos las más modernas técnicas de prevención y diagnóstico" de la enfermedad.

Rambla defendió que el Plan Oncológico se está desarrollando con "bastante éxito", aunque reconoció que en esta materia "siempre será insuficiente lo que hagamos" debido a la "dimensión del problema". También destacó la "renovación permanente" que realiza la conselleria, "que permite que la asistencia disponga de los mejores recursos técnicos", apuntó, y destacó los avances en atención precoz y cuidados paliativos.

Por otro lado, tanto el conseller como Mendoza y la vicepresidenta de las Cortes, Rosa María Barrieras, que presidía la sesión, expresaron sus condolencias por el fallecimiento de la ex diputada del grupo parlamentario de EU-Entesa Angela Llinares.