25 de abril de 2015

Se cumplen 30 años del primer trasplante hepático infantil de España

Se trata del único hospital en Cataluña que dispone de los cinco programas de trasplante pediátrico

Se cumplen 30 años del primer trasplante hepático infantil de España
EUROPA PRESS

BARCELONA, 25 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Vall d'Hebron de Barcelona celebra este año el 30 aniversario del primer trasplante hepático infantil de España, y desde entonces ha realizado 293.

Según ha explicado a Europa Press la coordinadora de trasplantes del hospital, Teresa Pont, el centro realiza cada año una media de 12 trasplantes hepáticos infantiles y actualmente hay una lista de espera de cuatro niños.

"Los trasplantes infantiles son especialmente delicados, debido a que son pacientes con órganos pequeños, pero luego se recuperan de forma increíble", ha destacado Pont, que ha subrayado que Vall d'Hebron el principal centro catalán en este tipo de intervenciones.

Ha concretado que "son pocos los donantes cadáver que pueden beneficiar a niños", con lo que el centro potencia técnicas que permiten utilizar órganos de pacientes vivos y adaptarlos a la medida necesaria del receptor.

En 1987 se llevó a cabo el primer trasplante parcial de hígado y en 1992, el primero de tipo 'split' --permite trasplantar a dos pacientes con un sólo órgano--: "Cuántas más opciones tengamos, mejor. Siempre se hace todo lo posible para que un niño no se quede sin".

La espera en el trasplante de hígado oscila entre los cinco y los seis meses, y tras la intervención, "los niños pueden recuperar una vida normal", como en la mayoría del resto de trasplantes, ha añadido.

La efeméride coincide con la celebración este sábado en el CosmoCaixa de Barcelona de una jornada lúdica para familias con niños trasplantados, profesionales y asociaciones de pacientes, una iniciativa que cuenta con la colaboración de La Obra Social La Caixa.

MÁS DE 1.600 TRASPLANTES

El primer trasplante pediátrico en el Vall d'Hebron se hizo en 1981 y fue de riñón: desde entonces, en el centro se han realizado más de 1.600 intervenciones y ha logrado un grado de especialización que le permite trasplantar a niños muy pequeños, incluso lactantes.

El hecho de disponer también en el mismo centro de nueve de los diez programas de trasplante que existen, "facilita la transferencia de los pacientes pediátricos a los programas de adultos", ha destacado Pont.

Se trata del único hospital en Cataluña que dispone de los cinco programas de trasplante pediátrico, y está acreditado como centro de referencia en trasplante de órgano sólido renal, hepático, pulmonar, cardíaco y progenitores hematopoyéticos.

Desde que se empezaron a realizar trasplantes pediátricos, el centro ha llevado a cabo 351 renales, 54 pulmonares, 26 cardíacos y más de mil de progenitores hematopoyéticos.

Actualmente, siete niños se encuentran en lista de espera para un trasplante renal, dos más para uno pulmonar y cuatro más para uno cardíaco, que se suman a la lista de espera de cuatro menores para recibir un hígado.

"Aunque hay poca espera para un trasplante infantil, resulta muy desesperante para las familias", ha destacado Pont, que ha destacado que durante el proceso de espera se genera una gran complicidad entre las familias y los profesionales del centro.