6 de junio de 2012

Cuatro hospitales participan en el lanzamiento del programa SHE para mujeres con VIH

MADRID, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

Cuatro hospitales de Sevilla, Murcia, Pontevedra y Madrid participarán en un proyecto piloto para implantar en España el programa SHE para mujeres con VIH que tiene como objetivo mejorar su calidad de vida, que se pondrá en marcha entre los meses de septiembre y diciembre de este año.

Este programa europeo cuenta con la participación de profesionales sanitarias expertas en VIH y representantes de asociaciones de pacientes de toda Europa y se presentará en el Congreso Nacional sobre el Sida, que se celebra del 6 al 8 de junio en Madrid.

La gerente de SEISIDA, María José Fuster, explica que el programa SHE tiene una doble vertiente: "Una parte tiene como fin actualizar toda la información relativa al VIH para los profesionales sanitarios que tienen que atender a mujeres con VIH".

Sin embargo, la novedad de este programa consiste en la implantación de las denominadas 'unidades SHE' en hospitales, en las que participarán profesionales sanitarios y mujeres con VIH que "proporcionarán educación e información a otras mujeres con VIH".

Para ello, las mujeres con VIH contarán con un kit de información y una página web que incluyen aspectos relativos a las implicaciones de esta infección en las mujeres, desde el diagnóstico y el tratamiento, hasta la maternidad, pasando por la sexualidad o los derechos de la mujer con VIH.

Además, recuerda que los programas de educación entre iguales tienen un doble efecto beneficioso. Por un lado, las mujeres con VIH tienen una mayor empatía hacia personas en su misma situación y la información que reciben la ven más fiable. "Y por otra parte, tiene un efecto beneficioso sobre la persona que imparte la formación, porque refuerza su autoestima y su capacidad de afrontar el proceso de la enfermedad", añade a continuación.

PROGRAMA DE GRAN IMPORTANCIA

Para la doctora Celia Miralles de la Unidad de VIH del Complexo Hospitalario Universitario de Vigo, el programa SHE es una iniciativa complementaria a los servicios sanitarios que los hospitales prestan a las mujeres con VIH. "Es muy importante que todo el equipo sanitario, incluyendo médicos, enfermeras y psicólogos, prestemos todo el apoyo posible a las pacientes", afirma esta experta.

Factores como la maternidad, el cuidado de los hijos o de personas mayores y los efectos secundarios del tratamiento antirretroviral hacen que la mujer tenga unas necesidades específicas de información y de apoyo que, en muchos casos, los profesionales sanitarios no están suficientemente preparados para prestar. "La mujer tiene necesidades emocionales específicas en cada etapa de su vida, y esas necesidades hay que abordarlas de manera especial", añade María José Fuster.

Según datos de la ONG internacional Avert, más de la mitad de los infectados por VIH en todo el mundo son mujeres y niñas. En Europa, las mujeres representan el 41 por ciento de las personas infectadas por VIH y constituyen aproximadamente un tercio de los nuevos diagnósticos.