26 de octubre de 2006

Un cribado a la población de riesgo de cáncer de pulmón es más barato que afrontar la enfermedad avanzada

Un cribado a la población de riesgo de cáncer de pulmón es más barato que afrontar la enfermedad avanzada

PAMPLONA, 26 Oct. (EUROPA PRESS) -

El cáncer de pulmón es uno de los más complicados de hacer frente porque la mayoría de los tumores se detectan en estados muy avanzados, cuando aparecen los síntomas. Precisamente por esto, un TAC anual en los enfermos de riesgo puede aumentar su supervivencia hasta un 92 por ciento en el caso de ser diagnosticado, al descubrir estos tumores en su primera fase. Este cribado a la población de riesgo -fumadores de más de 40 años- sería más barato que hacer frente a la enfermedad en estado avanzado, con un coste inferior al de una colonoscopia.

Los resultados del estudio los publica la revista New England Journal of Medicine. En la investigación participaron más de 31.000 individuos fumadores mayores de 40 años y expertos de más de 40 centros médicos de países como Estados Unidos, España, Japón, Suiza, Italia, Israel, Canadá y China. La conclusión es que un TAC de baja radiación en este grupo -de riesgo-, aumenta la supervivencia de los enfermos un 92 por ciento al detectarse precozmente.

Javier Zulueta, director del Departamento de Neumología de la Clínica Universitaria de Navarra, uno de los centros españoles que participó, aseguró que el coste económico de un programa de estas características no resultaría excesivo para la sociedad teniendo en cuenta que el tratamiento de cáncer de pulmón en estadíos precoces es mucho más barato que cuando se encuentra en fases avanzadas. Este experto aseguró además que el coste de esta prueba es incluso inferior al de una colonoscopia.

BAJA RADIACION

El tema adquiere especial relevancia si se tiene en cuenta que la mayor parte de los tumores de pulmón es diagnosticada en fase avanzada, cuando aparecen los síntomas. El TAC, con una dosis de radiación equivalente a una mamografía, permite dar con ellos cuando el tumor tiene entre 9 y 13 milímetros aunque el objetivo es detectarlo aún más pequeño.

En el estudio, realizado durante más de diez años tras someter a más de 31.000 individuos de riesgo a un TAC, se diagnosticó cáncer de pulmón a un total de 484, de los que el 85 por ciento estaban en su fase más precoz. El 88 por ciento de ellos ha sobrevivido más de diez años y el índice de supervivencia aumenta hasta un 92 por ciento si el tratamiento quirúrgico comienza antes de que transcurra un mes desde el diagnóstico.

En este marco, el doctor Zulueta apostó por que las autoridades sanitarias y expertos en salud pública puedan acometer la problemática de la detección precoz en las poblaciones de riesgo "abriendo un debate ante una nueva situación". No obstante, este experto destacó que no se puede abordar el cáncer de pulmón sin atacar el tabaquismo.