25 de mayo de 2015

Controlar los factores de riesgo, clave para prevenir la insuficiencia cardiaca

Controlar los factores de riesgo, clave para prevenir la insuficiencia cardiaca
NOVARTIS

MADRID, 25 May. (EUROPA PRESS) -

   Mantener unos hábitos de vida saludable y controlar los factores de riesgo son dos puntos clave en la prevención de la insuficiencia cardiaca, según ha afirmado el presidente de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), jefe del servicio de Cardiología y Unidad Coronaria del Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela y catedrático de Cardiología de la Universidad de Santiago de Compostela, el doctor José Ramón González-Juanatey, en el marco de la XII Reunión Anual de la Sección de Insuficiencia Cardíaca y Trasplante y el Congreso Heart Failure 2015 de la Heart Failure Association of the European Society of Cardiology.

   Esta patología afecta a más de 26 millones de personas en todo el mundo, y se estima que una de cada cinco personas mayores de 40 años la desarrollará en algún momento de su vida. De hecho, aunque se está frenando la mortalidad de la insuficiencia cardiaca, sí es verdad que cada vez hay más pacientes con esta patología debido al envejecimiento de la pirámide poblacional.

Por ello, el doctor González-Juanatey ha destacado en este congreso, que ha estado organizado por Novartis, que para prevenir esta enfermedad es primordial realizar cambios en el estilo de vida, incorporando el ejercicio a la rutina diaria, abandonando el consumo de tabaco y controlando la presión arterial y la diabetes.

   En este sentido, el experto también ha destacado que otra de las prevenciones para evitar sufrir esta patología pasa por intentar prevenir el infarto, y en el caso de tenerlo, intentar reducir su tamaño, al igual que controlar a aquellos pacientes que son hipertensos.

   Por otro lado, los cardiólogos han querido insistir en la calidad de vida de los enfermos de insuficiencia cardiaca ya que esta patología afecta negativamente a los aspectos físico, funcional, emocional y social. La vida de estos pacientes se resume en tres ámbitos: su domicilio, el hospital y el centro de salud. Por ello, el catedrático de Medicina, director científico del CIMA de la Universidad de Navarra, consultor y jefe de Investigación del departamento de Cardiología y Cirugía Cardíaca de la Clínica Universidad de Navarra, el doctor Javier Díez, ha afirmado que "hay que diseñar sistemas que sigan pacientes en esos tres ámbitos", ya sea de forma presencial o con el uso de la telemedicina.

   En lo referente al tratamiento de la insuficiencia cardiaca, el cardiólogo del Hospital Gregorio Marañón de Madrid, el doctor Héctor Bueno, ha destacado el LCZ696 de Novartis, un  inhibidor de neprilisina y del receptor de angiotensina, que actúa de múltiples formas en los sistemas neurohormonales del corazón, mejorando las defensas naturales del cuerpo contra la insuficiencia cardíaca, mientras bloquea al mismo tiempo los receptores que ejercen efectos nocivos, y que ha demostrado reducir la mortalidad un 20 por ciento.

   Por último, el doctor González-Juanatey ha querido destacar que uno de objetivos es lograr limitar el impacto de la insuficiencia cardiaca y el número de hospitalizaciones, puesto que estas siguen aumentando cada año.  Además, ha añadido que "el mayor reto es organizar la insuficiencia cardiaca", y para ello es imprescindible trabajar de forma coordinada, especialmente con la enfermería, ya que esta es el "centro del proceso".

Para leer más