3 de agosto de 2006

El consumo de cerveza propicia la deshidratación

El consumo de cerveza propicia la deshidratación

MADRID, 3 Ago. (EUROPA PRESS) -

El consumo excesivo de cerveza, uno de los remedios 'estrella' para el calor en verano, propicia la deshidratación debido a sus conocidos efectos diuréticos y a la necesidad de expulsar más líquidos de los ingeridos, según el estudio 'El alcohol en Europa: Una perspectiva de salud pública', elaborado por el Instituto para el Estudio del Alcohol del Reino Unido.

El doctor Antoni Gual, de la Unidad de Alcohología del Hospital Clínic de Barcelona, ratificó este dato y aseguró que "se tiene tendencia a pensar que las bebidas alcohólicas van bien cuando uno tiene sed, pero también es conocido por todo el mundo que cuando uno toma cerveza, la tendencia a orinar aumenta extraordinariamente porque el alcohol tiene un efecto diurético".

Cuando se toman bebidas alcohólicas, esa ingesta lleva a eliminar el alcohol gastando más agua de la que se ha ingerido y, por lo tanto, se acaba produciendo un efecto de deshidratación. "Es común que toda persona que haya bebido en exceso, al día siguiente se despierte con mucha sed. Una de las recomendaciones que se dan es que se consuma agua a la vez que se bebe, ya que el efecto deshidratador del alcohol vendrá enseguida", agregó el doctor Gual. Según este experto, "para hidratarse no es recomendable el consumo de alcohol; lo más recomendable es el agua".

Según el estudio antes citado, el consumo medio de alcohol por bebedor en Europa alcanza los 15 litros al año y casi la mitad es ingerido en forma de cerveza. En España, el 36,3 por ciento del consumo es de cerveza, frente al 29,8 por ciento de vino y el 20,7 por ciento de combinados. Estos últimos centran el interés de los bebedores los fines de semana, mientras que la cerveza y el vino se mantienen preferentemente de lunes a jueves.

España tiene tres millones de personas con problemas derivados del alcohol. Según el doctor Gual, la cuestión no es el tipo de bebida que se ingiere, sino la cantidad de alcohol que contiene. "Cualquier bebida que lleve alcohol es potencialmente peligrosa", aseguró.