28 de enero de 2006

Las consultas pediátricas en la red asistencial de Canarias han aumentado más de un 22 por ciento en los últimos cinco a

Las consultas pediátricas en la red asistencial de Canarias han aumentado más de un 22 por ciento en los últimos cinco a

Santa Cruz de Tenerife, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

El número de consultas a los especialistas en Pediatría del Servicio Canario de la Salud (SCS) ha aumentado "de forma considerable" en los últimos cinco años ya que se ha registrado un incremento del 22,5 por ciento. El año pasado hubo más de un millón y medio de consultas, frente al millón doscientas mil que se contabilizó en 1999. Así, el índice de frecuentación de las consultas durante el año 2004 se sitúa en 5,8 consultas por cada menor de 15 años de la población adscrita.

La atención que se ha prestado en los servicios de Pediatría del SCS ha sido calificada de buena o muy buena por el 72,2 por ciento de los usuarios, como así lo refleja la Encuesta de Salud de Canarias. Se ha logrado que más del 84 por ciento de la población infantil, de la que en Canarias hay más de 296.000 personas, cuente con historial médico abierto, según datos recogidos por la Dirección General de Programas Asistenciales del SCS y que más del 71,9 por ciento acuda a las revisiones periódicas de salud.

Sanidad informa que la mejora de la red asistencial que da cobertura a los más pequeños sigue siendo uno de los objetivos prioritarios de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, por lo que el año pasado se puso en marcha el nuevo Programa de Salud Infantil, en el que se fija una serie de medidas para aumentar el control y seguimiento de la salud de la población de entre cero y catorce años de edad y adaptar el servicio a los nuevos tiempos, con la incorporación de nuevas tecnologías, etcétera.

El nuevo Programa de Salud Infantil se ha marcado una serie de objetivos específicos. Buena parte de ellos son totalmente novedosos respecto al anterior Programa, del año 1995. Así, es destacable la incorporación de pautas de trabajo para detectar situaciones de riesgo social, la consideración de nuevos factores vinculados con la población inmigrante y la detección de trastornos mentales graves, así como el seguimiento al recién nacido de muy bajo peso y la atención especial a los trastornos del comportamiento alimentario y a los causados por la hiperactividad.

El Programa de Salud Infantil establece una serie de revisiones periódicas en función de los diferentes tramos de edad.

Entre los 7 y los 15 días de vida se hace un control en el que, además del examen físico y del desarrollo psicomotor, se recoge información acerca del entorno en el que vive el pequeño, así como si puede ser fumador pasivo. Estas pautas se mantienen de forma básica en los posteriores controles que con distinta periodicidad se llevan a cabo hasta los 18 meses. En este sentido, el Programa fija como objetivo que al menos el 80 por ciento de los menores de este tramo de edad cumpla con todos los controles previstos.

En el calendario de revisiones se establece también controles a los dos años y a los cuatro. En esta etapa se añade un seguimiento sobre el lenguaje y la capacidad para aprender determinadas habilidades. El Programa fija como meta que, como mínimo, el 75 por ciento de los menores de este tramo de edad cumpla con las revisiones. Dentro del sistema de prevención y seguimiento también se ha marcado control a los 6, a los 8, a los 11 y a los 14 años. Para esta población, el Programa de Salud Infantil se ha marcado el objetivo de que al menos el 70 por ciento de los menores con estas edades cumpla con el calendario de revisiones.

También se hace un especial control para que toda la población infantil cumpla con el calendario de vacunaciones, aunque en este sentido hay que decir que Canarias ha alcanzado una cobertura superior al 92 por ciento, un porcentaje considerado como muy bueno según los criterios de la Organización Mundial de la Salud, se resalta desde la Consejería regional.

Además de la labor cotidiana que se desarrolla en las unidades de atención primaria del SCS, desde la Dirección General de Salud Pública se incide en la salud del menor desde todos sus programas, con campañas estacionales que incorporan recomendaciones adaptadas a cada época del año. En este sentido, cabe destacar la campaña informativa sobre la alimentación saludable, así como el Proyecto 'Pretea' sobre prevención de embarazos no deseados y enfermedades de transmisión sexual, que se desarrolla en colaboración con la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias.

Dentro del nuevo Programa de Salud Infantil se recogen las pautas que se deben seguir para mejorar la captación de la población.

En este sentido, se hace especial incidencia en la necesidad de concienciar a los padres de la relevancia que tienen los controles periódicos de salud en los más pequeños. Su papel es esencial para poder llevar a la práctica un correcto seguimiento del estado de salud de los menores. Así, se establece que hay que informar a las embarazadas a partir del séptimo mes de gestación de la importancia del control del recién nacido en los primeros 20 días de vida.

Se trata de una medida que se lleva a la práctica de forma coordinada con el subprograma de Preparación a la Maternidad y a la Paternidad del Programa de Salud Afectivo-Sexual y Reproductiva.

Tanto los profesionales de Medicina y Enfermería como los trabajadores sociales y matronas se encargan de informar convenientemente en las consultas de control de los embarazos, así como en las sesiones de educación maternal.

Para mejorar los índices de cobertura, el Programa de Salud Infantil que ha entrado en vigor este año establece cerciorarse de que todo niño menor de 15 años que haga una consulta de Pediatría, Enfermería o Trabajo Social, ya sea en un centro o en su propio domicilio, esté incluido en el Programa de Salud Infantil y, en caso de no ser así, incluirlo mediante la concertación de una cita.