27 de febrero de 2006

El Consell de Valencia considera 10 vertederos de la Comunidad zona de especial vigilancia

Blasco asegura que las colonias migratorias en la Comunidad siguen un itinerario que no llega al Mediterráneo

VALENCIA, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Agricultura, Pesca y Alimentación, Juan Cotino, afirmó hoy que el Gobierno valenciano ha considerado como zonas de especial vigilancia, no sólo 9 humedales de la Comunidad Valenciana, sino también 10 vertederos, "debido a la gran cantidad de aves que se desplazan a estos lugares, sobre todo en aquellos próximos a la playa", tal y como lo comunicó el pasado viernes en la reunión mantenida en el Ministerio de Agricultura con sus homólogos en las distintas comunidades autónomas.

Juan Cotino anunció esta medida en rueda de prensa, tras asistir a la Comisión Interdepartamental para la Prevención y Respuesta frente a la posible Pandemia de Gripe Aviaria (CIPRPG), que fue presidida por el conseller de Sanidad, Vicente Rambla, y a la que también asistió el titular de Territorio y Vivienda, Rafael Blasco.

En este sentido, Cotino explicó que en los próximos días el Ministerio de Medio Ambiente deberá publicar en el Boletín Oficial del Estado la ampliación de tres a 9 humedales en la Comunidad --La Albufera, Las Salinas, Parque Natural de El hondo, Prat de Cabanes-Torreblanca, Marjal de Almenara, Marjal dels Moros, Marjales de La Safor, Marjal de Pego-Oliva y Lagunas de La Mata-Torrevieja-- como zonas de vigilancia especial, así como la recomendación de la Conselleria de Agricultura de considerar 10 vertederos valencianos como zonas de especial atención.

En concreto, apuntó que en el caso de los humedales, los alcaldes de los municipios deberán realizar un censo, en un perímetro de 10 kilómetros, de todas las granjas existentes así como de los pequeños corrales domésticos. Esta medida se llevará a cabo también en los municipios cercanos a estos 10 vertederos en un perímetro, en este caso, de tres kilómetros.

Cotino apuntó que en la Comunidad Valenciana hay 850 granjas de aves censadas, e indicó que se calcula que unas 172 se encuentran ubicadas alrededor de humedales y zonas de especial vigilancia, por lo que a éstas últimas se aplicaría un plan de mayor control.

Asimismo, manifestó que tras la declaración de las zonas de especial vigilancia y el censo de las granjas, hay diseñada una tercera fase que se llevaría a cabo si se detectase un caso de gripe aviaria, "ya que hasta el momento no hay ningún animal contagiado". Si así se detectase, dijo, se inmovilizaría a todos los animales censados en un radio de tres a 10 kilómetros desde el lugar en que se encontró al animal contagiado.

El titular de Agricultura señaló que el próximo miércoles comunicará este paquete de medidas diseñado por su departamento al Consejo de Ganadería, en el que se encuentran representados los distintos sectores ganaderos de la Comunidad, puesto que, dijo, "la colaboración del ganadero es esencial para poder actuar lo más rápidamente posible" en esta posible pandemia. Por este motivo, apuntó que la conselleria impartirá cursos de formación para los ganaderos al tiempo que les repartirá un manual práctico de actuaciones.

Cotino destacó que estas medidas forman parte de un plan similar en cualquiera de las CCAA españolas, ya que estamos hablando de un "fenómeno mundial, europeo y nacional".

Además, el titular de Agricultura, Pesca y Alimentación animó a los ciudadanos de la Comunidad a adquirir "con toda tranquilidad" carne de pollo y huevos, ya que hasta ahora la gripe aviaria "no ha afectado ni siquiera a ninguna ave silvestre y mucho menos a las que se aplica un control ganadero".

"NO HAY POLLOS AFECTADOS"

En esta línea, señaló que no existe riesgo alguno porque, en primer lugar, "no hay pollos afectados", y en segundo lugar, porque "la forma de guisar habitualmente el pollo en España difiere a la de otros países en las que se toma de modo más crudo".

Por su parte, el conseller de Territorio y Vivienda, Rafael Blasco, destacó que desde que se detectó el primer caso de gripe aviaria en Europa y hasta el pasado martes, 21 de febrero, 1.032 ejemplares han sido examinados por los técnicos de los tres Centros de Recuperación de Fauna de la Comunidad Valenciana --Forn del Vidre (Castellón), La Granja (Valencia) y Santa Fraç (Alicante)--.

En concreto, afirmó que se ha realizado necropsia de todas aquellas aves en estado de conservación y resaltó que los picos producidos en los meses de octubre de 2005 y febrero de 2006 --de animales examinados-- "coinciden con la proliferación de noticias referidas a la gripe aviaria en los medios de comunicación".

Asimismo, subrayó que la conselleria ha capacitado a más de 300 personas --sin contar con los efectivos del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil-- para poder atender estas nuevas circunstancias que se creaban. Entre este personal, se encuentran técnicos de los Centros de Recuperación, Agentes Medioambientales y personal de los Parques Naturales, y cada uno de estos tres grupos cuenta con un protocolo de actuación propio.En el caso de los Parques Naturales, la Conselleria les ha ordenado a reforzar la vigilancia de los humedales para detectar la presencia de aves muertas o con síntomas de enfermedad.

Blasco destacó que de los tres teléfonos de atención al público de los tres Centros de Recuperación de Fauna, respectivamente, se han atendido desde octubre un total de 5.100 llamadas --Forn del Vidre (600), La Granja (2.700) y Santa Faç (1.800)--.

Asimismo, resaltó que "aunque el Ministerio de Medio Ambiente solicitó a la Generalitat el envío de 180 muestras de aves para su remisión al laboratorio de referencia de este departamento en Algete (Madrid), por el momento los Centros de Recuperación de las tres provincias han remitido más de 300 muestras, cuyos resultados han sido todos negativos", destacó. De estas muestras recogidas, dijo, el 62 por ciento han sido de carácter acuático, el 23 por ciento marino, el 10 por ciento rapaces y el 5 por ciento de otro tipo.

Blasco aseguró que aunque la Comunidad es una zona de gran concentración de aves migratorias --colonias de alrededor de 30.000 aves en el sur de la Comunidad y 50.000 en La Albufera de Valencia--, "no se corre ningún riesgo, ya que el itinerario migratorio está tocando a su fin y porque el recorrido se centra en Sudáfrica y el Sur de Portugal, sin llegar al Mediterráneo". "Es muy improbable que ningún ave en la Comunidad tenga el virus y prácticamente imposible que tenga un efecto esta pandemia sobre las personas", aseveró.

El conseller de Sanidad, Vicente Rambla, señaló que, aunque se trata de "un problema de salud aviaria" que podría afectar al ámbito silvestres o ganadero, el Gobierno valenciano también ha instalado teléfonos de atención al ciudadano para ofrecer información precisa ante cualquier duda sobre las consecuencias de la gripe aviaria en la salud humana. Asimismo, apuntó, "se han repartido 'kits' de actuación en los distintos centros de salud y hospitales para cubrir la eventualidad de un caso".