9 de febrero de 2007

El Consejo Andaluz de Médicos se muestra preocupado por la 'fuga' de 2.000 médicos españoles a Portugal

SEVILLA, 9 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Consejo Andaluz de Colegios de Médicos, Carlos González-Vilardell, dijo mostrarse hoy "preocupado" por la 'fuga' de unos 2.000 médicos españoles a la sanidad lusa, según los datos aportados hoy por el presidente de la Orden Médica Portuguesa, Pedro Nunes, así como por el traslado de "otros muchos facultativos, que aún siguen colegiados fundamentalmente en Córdoba, Jaén o Almería, a otras comunidades como Extremadura o Castilla la Mancha". Según González-Vilardell, la escasez de médicos "es algo que ya ha reconocido la propia consejera de Salud, María Jesús Montero".

En rueda de prensa en Sevilla tras celebrar el 'I Encuentro de trabajo Luso-Andaluz' en materia médica, González-Vilardell justificó esta 'fuga' de médicos al país luso a una "mejor consideración económica y social" del facultativo, una situación que ha provocado que sólo en zonas como el Algarbe y el Alentejo exista más de 400 médicos españoles ejerciendo su profesión, "en su mayoría andaluces", según concretó Isabel Caixeiro, de la Orden de Médicos portuguesa.

Preguntada por la procedencia de estos 2.000 médicos españoles, Caixeiro reconoció que no disponen de un registro de médicos por comunidades autónomas, si bien detalló que por especialidades los facultativos españoles proceden en su mayoría de Medicina Interna, Anatomía Patológica, Medicina de Familia y Anestesiología.

En cuanto a la relación contractual del médico español en Portugal, Nunes explicó que "no difiere del que tiene el médico portugués" y concretó que "suele ser contratos fijos e indefinidos", a lo que añadió que algunos profesionales españoles "ya llevan más de 10 años trabajando en Portugal".

Respecto al cobro de la hora de guardia, Nunes señaló que en el Hospital de Faro, principal centro hospitalario del Algarve, se percibe 40 euros la hora, aunque dijo que hay otros centros que "pagan más de 40 euros la hora". A este respecto, González-Vilardell lamentó que "ya quisiéramos llegar a 40 euros la hora, cuando aquí se paga a 7 euros la hora de guardia".