8 de septiembre de 2006

La Comunidad de Madrid ha conseguido este verano más de 28.000 donaciones de sangre, casi un 22% más que el pasado

Sanidad apela a la solidaridad de la población para alcanzar la ratio de 45 donaciones por mil habitantes, más de lo que establece la OMS

MADRID, 8 Sep. (EUROPA PRESS) -

La campaña especial de donación de sangre puesta en marcha por la Comunidad de Madrid este verano captó hasta ayer un total de 28.026 muestras, esto es, unas 3.000 más del objetivo fijado para la temporada y un 21,8 por ciento más que las conseguidas en el mismo periodo del año pasado.

El balance lo facilitó hoy el consejero de Sanidad y Consumo, Manuel Lamela, tras donar sangre él mismo en la unidad móvil de donación que el Centro de Transfusión tiene instalada en la Puerta del Sol.

En rueda de prensa, Lamela hizo un llamamiento "a toda la población para que acuda a donar y aporte esa esperanza de vida" que supone este acto solidario, de forma que la demanda esté cubierta, especialmente la de los grupos más deficitarios, como son el 0 positivo y el 0 negativo.

El consejero de Sanidad se mostró satisfecho de que los madrileños "están muy sensibilizados" con el acto de donar, pero advirtió de que, con todo, "la demanda de sangre de la Comunidad de Madrid es muy elevada y, por lo tanto, todos los esfuerzos que hagamos para invitar a la ciudadanía a que done sangre son pocos". "Tenemos un volumen de intervenciones quirúrgicas enorme y una demanda asistencial enorme, también de otras comunidades autónomas", explicó.

MADRID, GRAN EJEMPLO DE DONACIÓN.

Lamela insistió en que "Madrid siempre ha sido un gran ejemplo de donación". No en vano, se sitúa por encima de la media nacional (38,25), al registrar 39,2 donaciones por cada mil habitantes al año, mientras que el umbral mundial de autosuficiencia se sitúa "en torno a los 40".

En este punto, consideró que, no obstante, "Madrid tiene otra realidad de la que nos sentimos muy orgullosos, y es que atiende a ciudadanos de toda España y todo el mundo", por lo que "no sólo tenemos que computar nuestra población natural, pues tenemos mucha más demanda en sangre".

"Por eso Madrid no tiene que aspirar a esas 40 donaciones por mil habitantes, sino por lo menos a 45, por encima de la ratio de la Organización Mundial de la Salud (OMS)", dijo el titular de Sanidad del Gobierno de Esperanza Aguirre.

Se estima que, para cubrir sus necesidades hemoterapéuticas, Madrid necesita al año alrededor de 45 donaciones por cada mil habitantes. Esto se debe a que es una comunidad que atiende a numerosos pacientes de otras regiones o que no están censados, que tiene numerosos hospitales de referencia a nivel nacional -por lo que realizan un gran número de intervenciones quirúrgicas complejas y de tratamientos oncológicos- y que realiza más de la mitad de los trasplantes de órgano sólido que se hacen en España.

MÁS PUNTO FIJOS Y MÓVILES DE DONACIÓN

La campaña especial de verano, iniciada el 1 de julio y que concluirá el próximo domingo, tiene como lema 'Este verano el mejor salvavidas eres tú. Dona sangre'. Los equipos móviles de captación se han desplazado a casi 700 puntos de la Comunidad de Madrid repartidos en 157 municipios, con el objetivo de llegar a zonas tradicionales de veraneo.

También se ha acudido a 'campings', se han organizado maratones solidarios y, como novedad de este año, se han hecho visitas guiadas al Centro de Transfusión para dar a conocer la 'ruta' que sigue la sangre desde su extracción al donante hasta que está lista para su distribución a los hospitales.

Estos esfuerzos se han complementado con los puntos fijos de donación que tiene el Centro de Transfusión: su propia sede, en el barrio de Valdebernardo (frente a Faunia), el autobús de la Puerta del Sol y los hospitales de la red pública. Además, la Cruz Roja colabora con unidades móviles propias.

"Vamos a seguir trabajando por sacar nuestras unidades móviles a la calle de manera permanente, por ampliar este esfuerzo de presencia en el medio urbano, en los pueblos y municipios, y por establecer también más puntos fijos de donación a lo largo del próximo ejercicio", avanzó Lamela, quien consideró que "un gran sistema sanitario" como el madrileño requiere "del apoyo y la solidaridad de todos para atender esta demanda que en algún momento cualquiera puede necesitar".