23 de diciembre de 2006

Las comidas navideñas ayudan a detectar trastornos alimenticios en los adolescentes, según una psicóloga

BARCELONA 4 (EUROPA PRESS)

Las celebraciones navideñas en torno a la mesa sirven para que muchos padres se den cuenta de que sus hijos adolescentes sufren algún problema en su alimentación, según señaló hoy la psicóloga especialista en trastornos alimentarios Raquel Linares, quien insistió que es más fácil detectar estos trastornos en esta época del año porque "todo gira alrededor de la comida y de la mesa".

En declaraciones a Europa Press Televisión, la psicóloga del Centro ABB de Barcelona destacó que "en las navidades y en verano es cuando los padres se dan cuenta con más frecuencia de que su hijo puede tener anorexia".

En este sentido, apuntó que el principal síntoma que confirma si una persona padece un trastorno es "su cambio de actitud y comportamiento". Según la doctora, a los adolescentes o jóvenes que con anorexia "les ponen tristes las fechas navideñas porque hay que comer".

Por otro lado, aseguró que los padres juegan un papel muy importante a la hora de poder detectar a tiempo la enfermedad. Por ello, les aconsejó que si "sospechan" de que sus hijos sufren algún trastorno alimentario "acudan enseguida a un especialista para que valore la situación".

SÍNTOMAS DE LA ENFERMEDAD

Algunos de los síntomas más habituales de las personas que sufren este trastorno durante las navidades son, "si al comer un turrón les cambia el estado de ánimo, si se obsesionan por las calorías, si están muy pendientes de lo que hay para comer o si dicen que no quieren un alimento que antes les gustaba".

La anorexia es ya la primera causa de muerte en edades tempranas y la segunda enfermedad crónica entre adolescentes españolas. La mortalidad entre los afectados es entre el 5 por ciento y el 10 por ciento y en la actualidad "el 2 por ciento de españoles padecen anorexia y el 90 por ciento de ellos son chicas".

Finalmente, la psicóloga explicó que la edad en la que existe mayor riesgo de padecer este trastorno es entre los 12 y 16 años, "porque el cuerpo está cambiando", y destacó que a los 15 años una de cada cuatro mujeres hace régimen en España.