11 de diciembre de 2012

La combinación de calcio y vitamina D no protege contra la demencia

La combinación de calcio y vitamina D no protege contra la demencia
EUROPA PRESS

NUEVA YORK, 11 Dic. (Reuters/EP) -

La combinación de suplementos de calcio y vitamina D en dosis bajas no protege contra la aparición de la demencia, según estudio estadounidense realizando en mujeres mayores y publicado en 'Journal of the American Geriatrics Society'.

Investigaciones anteriores habían sugerido que la vitamina D podría proteger contra la pérdida de memoria y el deterioro cognitivo. Sin embargo, este estudio, que ha analizado a mujeres que tomaron unas 400 unidades internacionales de vitamina D y 1.000 miligramos de calcio al día durante un promedio de ocho años, ha revelado que éstas desarrollaron problemas cognitivos en la misma proporción que el grupo de comparación, formado por mujeres que tomaron píldoras de placebo.

"Creo que los resultados del estudio definitivo esclarecerán los efectos de la vitamina D", ha señalado la autora principal Rebecca Rossom, del 'HealthPartners Institute for Education and Research', situado en Minnesota (Estados Unidos).

En concreto, Rossom y su equipo analizaron información de 4.100 mujeres que estaban participando en dos ensayos clínicos, que tenían una medida de 71 años y que no padecían problemas cognitivos. La mitad de ellas tomaron suplementos y el resto unas pastillas de placebo. Aproximadamente un centenar de mujeres de cada grupo desarrollaron un problema cognitivo, como problemas de memoria o Alzheimer.

Los investigadores han informado de que las directrices sobre ingestas de vitaminas y minerales han cambiado y, de esta forma, el Instituto de Medicina de Estados Unidos sugiere que tanto mujeres como hombres menores de 70 años ingieran 600 unidades internacionales de vitamina D diarias y 800, las personas más mayores.

"Algunos estudios recientes sugieren que demasiado calcio podría tener un impacto negativo. El predominio de la evidencia muestra que la vitamina D protege pero algunos estudios revelan que no tiene ningún efecto", ha señalado, por su parte, Katherine Tucker de la Universidad de Northeastern, situada en Bostón (Estados Unidos).