12 de enero de 2006

COFARES y HEFAME inician el proceso de fusión en una nueva cooperativa, que facturará unos 3.348 millones de euros

MADRID, 12 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los Consejos Rectores de las empresas de distribución farmacéutica COFARES y HEFAME han acordado iniciar un proceso de fusión de ambas entidades con la creación de una nueva cooperativa que prevé facturar un total de 3.348 millones de euros, que generará un volumen de negocio o "cash-flow" de 16 millones de euros y unos beneficios después de impuestos de aproximadamente 6 millones de euros.

La nueva compañía, que se denominará COFARES HEFAME S. Coop., sumará un total de 42 almacenes repartidos por toda España, que darán servicio a 10.900 farmacéuticos asociados. Entre ambas cooperativas aunarán unos recursos propios de 196 millones de euros, y darán empleo a más de 2.500 personas.

Gracias a la complementariedad de ambas cooperativas, la nueva compañía saldrá reforzada, contribuyendo a hacer más eficiente la actividad en términos tecnológicos, en equipos humanos, redes de distribución, apertura de nuevas oportunidades de negocio y racionalización territorial. "Estas sinergias redundarán en el nivel de servicio a las oficinas de farmacia y permitirán garantizar la calidad de la atención farmacéutica a la población y la consecución del compromiso sanitario del canal farmacéutico", indicaron ambas entidades.

Además, la nueva cooperativa recorrerá anualmente más de 37 millones de kilómetros, a través de 706 rutas repartidas por todo el territorio nacional y sumará una cuota de mercado de más del 28 por ciento. COFARES está presente en todas las provincias españolas, mientras que HEFAME tiene en el arco mediterráneo y Andalucía su principal área de influencia.

Asimismo, el acuerdo contempla el mantenimiento de la estructura que Hefame tiene en sus principales almacenes en Santomera (Murcia), así como el volumen de facturación actual y el correspondiente pago de impuestos en la Región de Murcia por la actividad generada.

No obstante, este proceso tendrá que ser aprobado finalmente por los socios de ambas cooperativas a través de las Asambleas Generales correspondientes, que se celebrarán dentro del primer semestre de este año. Durante este tiempo se elaborarán unos nuevos estatutos que regularán la actividad de la nueva cooperativa, y un proyecto de fusión, en el que se explicitarán las características y condiciones de la misma, al objeto de garantizar los derechos económicos y societarios de los cooperadores de ambas entidades.