13 de noviembre de 2009

CMancha.-Junta quiere ayudar a detectar precozmente las enfermedades profesionales para prevenirlas y combatirlas

GUADALAJARA, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Trabajo y Empleo de Castilla-La Mancha, María Luz Rodríguez, afirmó hoy Guadalajara, durante la inauguración de unas jornadas en materia de prevención de las enfermedades profesionales, que el Gobierno de Castilla-La Mancha "queremos ayudar a detectar de forma precoz las enfermedades profesionales, para poder prevenirlas y luchar contra ellas".

Estas jornadas, organizadas por la mutua de accidentes FREMAP, se busca dar a conocer la legislación en la materia y fomentar, por parte de las empresas, la comunicación de las enfermedades profesionales para su curación y detección, informó la Junta en nota de prensa.

Rodríguez explicó el nuevo protocolo de actuación, aprobado en la última Comisión Regional de Seguridad y Salud Laboral, por el cual se busca que sean los médicos más cercanos al trabajador, médicos de atención primaria y de los servicios de prevención de las empresas, quienes alerten que el trabajador sufre una enfermedad profesional, "ya que son ellos quienes tienen el contacto diario con el trabajador y pueden detectar más fácilmente y rápidamente ese enfermedad".

La titular de Trabajo y Empleo también apuntó que, en dicha Comisión Regional de Seguridad y Salud Laboral, se puso de manifiesto que, en lo que va de año, se han detectado 271 enfermedades profesionales en la región, concentradas en el sector servicios y vinculadas, fundamentalmente, a las causas de agentes físicos, relacionadas con patologías de los músculos y los huesos.

A este respecto, apostó por seguir trabajando y luchando contra las enfermedades profesionales "como estamos haciendo contra la siniestralidad laboral" Así, incidió en que, durante los primeros nueve meses del año, la tasa de accidentalidad ha descendido más de un 28 por ciento respecto al pasado.

Además, puso en valor que "llevamos 21 meses consecutivos reduciendo mes a mes el número de accidentes de trabajo", registrándose más de 10.000 accidentes de trabajo menos que el año pasado, que confirma la tendencia a la baja de la accidentalidad en el trabajo en Castilla-La Mancha.