30 de diciembre de 2014

Las clínicas abortistas celebran el descenso de interrupciones pero no lo atribuyen a la actual Ley

MADRID, 30 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción Voluntaria del Embarazo (ACAI) ha mostrado su satisfacción por el descenso del número de abortos en España en 2013, pero lo atribuye a una disminución de las mujeres en edad fértil y no a la actual Ley del aborto, vigente desde junio de 2010.

Así lo ha reconocido a Europa Press Blanca Cañedo, miembro de la Junta directiva de esta asociación, que celebra que la tasa continúe bajando y se fije en 11,74 abortos por cada mil mujeres en el último año, ya que sitúa a España "a un buen nivel" en comparación con otros países.

Sin embargo, ha insistido en que, pese a la bajada, la cifra se mantiene en los últimos años por lo que los motivos de dicho descenso puede ser la salida de muchas mujeres en edad fértil, tanto inmigrantes como de nacionalidad española, por la crisis económica, más que por la actual normativa que puso en marcha el Gobierno socialista y "ya lleva tres años de recorrido". No obstante, recuerdan al actual Gobierno que tampoco ha aumentado el número de interrupciones como pronosticó el PP

Por ello, Cañedo ha insistido en que para reducir "de verdad" esa tasa es necesario incidir en aquellos aspectos de la actual ley relacionados con la prevención y la educación sexual, que a su juicio "están todavía por desarrollar".

"La mayoría de las mujeres abortan a petición propia, lo que muestra que la única forma de evitarlo es con educación y leyes que favorezcan la maternidad", ha defendido esta representante de ACAI, que considera "significativo" que una de cada tres mujeres que interrumpen su embarazo no usen anticonceptivo.

En este punto, confía en que para 2015 se retomen esta labor educativa tras el "parón en la lucha por los derechos de la mujer" que se ha producido en el último año con el intento del Gobierno de reformar la actual ley.

En relación al número de menores que accedieron a un aborto, ACAI quiere recalcar que las cifras permanecen estables y pide al Ejecutivo que reflexione sobre la anunciada reforma que impediría interrumpir su embarazo a las mujeres de 16 y 17 años que no pueden comunicar a sus tutores su gestación, ya que supone poco más de un 3 por ciento del total, siendo tan solo un 13 por ciento de dichas menores las que no pueden hacer partícipes a sus padres o tutores de la situación, en total unas 500 menores.

"Esta cifra que puede parecer baja, preocupa a los profesionales de ACAI ya que se trata de mujeres jóvenes que enfrentan conflictos graves, violencia intrafamiliar, amenazas, coacciones, malos tratos o situaciones de desarraigo o desamparo", reconoce la asociación.

Para leer más