24 de mayo de 2006

C.León.- UGT rechaza el anteproyecto de Ley del Estatuto Jurídico para personal de Sacyl

VALLADOLID, 24 May. (EUROPA PRESS) -

UGT mostró hoy su rechazo al anteproyecto de ley del Estatuto Jurídico para personal estatutario de Sacyl tras las importantes diferencias que encuentra la formación en el texto, en el que considera que no hay un compromiso claro con el sistema sanitario público.

La secretaria del sector de Sanidad de FSP-UGT, Concha Hernández Mociños, y el secretario general de FSP-UGT en Zamora, Jerónimo Cantuche, explicaron los aspectos en los que están en desacuerdo y afirmaron que, además de informar y movilizar a los trabajadores, tratarán de hacer llegar sus reivindicaciones mediante enmiendas parlamentarias.

Mociños explicó que, tras más de un año y medio de "duro trabajo", se ha rechazado el documento y añadió que consideran imprescindible un compromiso con el sistema sanitario público y éste Estatuto "en cada uno de sus artículos deja traslucir la posibilidad de que los trabajadores del sistema sanitario público lo puedan hacer para entidades privadas".

"Tenemos el ejemplo de Burgos, quizá somos muy malpensados, pero tenemos encima la misma amenaza para Salamanca y no estamos dispuestos a dar nuestro apoyo a un Estatuto que da la posibilidad de que estas formas de gestión se puedan llevar a cabo en todos los centros hospitalario de la región", dijo Mociños.

Por su parte, Cantuche aseguró que "parece mentira" que el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, se comprometa de manera tan clara con un sistema público sanitario en la Comunidad cuando desde la Gerencia regional de Salud se va a llevar a las Cortes este anteproyecto de ley "con una disfunción clara entre lo que es un sistema sanitario público puro y los modelos de gestión que establece".

El responsable de UGT en las negociaciones sobre el Estatuto reclamó que el compromiso no sólo sea de palabra sino de hecho, "transcrito en una ley", y han estado 15 meses trabajando con cinco borradores diferentes y les hubiera gustado estar dentro del consenso con la Gerencia para lograr un texto que a todos les hubiera gustado.

Cantuche cree que se debería de haber dado respuesta a los nuevos retos a los que se enfrentarán los trabajadores y para ello trabajaron activamente, pero se dieron cuenta de que el principal problema que han tenido es que partían de un borrador "escaso en derechos" en el que se consensúan cuestiones ya consolidadas en otras normas, mientras que se han obviado "todos aquellos problemas que afectan a los trabajadores de una forma directa".

DIFERENCIA DE TRATO.

En esta línea, afirmó que tienen el sentimiento de que el personal estatutario es "de segunda clase" respecto a otros empleados públicos de la Comunidad y aclaró que "son tantos y tan variados" los aspectos que les separan y que afectan "negativamente" a los trabajadores que no se ha podido llegar a un acuerdo con la Gerencia.

UGT se remite también a la falta de apoyo al documento del resto de los sindicatos, cuando reclamaban cosas muy similares y hubiera sido posible un consenso, pero la Gerencia Regional de Salud no ha tenido voluntad.

Los responsables sindicales explicaron que han pedido que el documento no siga el trámite parlamentario y vuelva a las mesas de negociación, de forma que un consenso evite los "inmensos problemas" que han ido generando todos aquellos decretos o normas que desde la Gerencia se han llevado a cabo, ninguno de ellos consensuado, pero que en este caso consideran un "grave error".

Entre las cuestiones que separan a la Administración del sindicato se encuentra la posibilidad de cesar a un interino "cuando desaparezcan las razones de necesidad que motivaron su cobertura" porque, según Hernández Mociños, es necesaria cierta seguridad en el trabajo y, en el mismo sentido, cree que no se puede hablar de plazas fijas a tiempo parcial.

También consideran "muy grave" que se quiera fijar la entrevista como un modelo de selección, ya que se podría llegar a una subjetividad para colocar a unos o a otros, según Cantuche, quien considera que tampoco están de acuerdo con la libre designación que, ya se ha logrado que sea sólo para algunos cargos, pero que no exige titulaciones o establece cuál es el personal al que se puede nombrar.

Otros aspectos que, en su opinión, son negativos se refieren a las convocatorias y resoluciones de traslados, la posibilidad de realizar traslados forzosos fuera de un centro de trabajo, provincia e incluso Comunidad o a que las vacaciones estén sujetas a las necesidades del servicio hasta el punto de que puedan llegar a suspenderse.

El hecho de que no se contemple la exención de noches para mayores de 55 años o que la excedencia por cuidado de familiares sea como máximo de un año son algunas de una larga lista de diferencias.