14 de febrero de 2006

C.León.- Satse critica la falta de vigilante de seguridad en el centro de Salud de Barrio España de Valladolid

VALLADOLID, 14 Feb. (EUROPA PRESS) -

El sindicato de enfermería Satse denunció hoy que el Centro de Salud de Barrio España, en la capital vallisoletana, no cuente ya con vigilante sin que se conozcan las causas de la eliminación de esta medida de seguridad.

El sindicato, en un comunicado recogido por Europa Press, recordó que ha denunciado repetidamente la situación de este Centro ante la Administración sin encontrar ningún apoyo.

Según Satse, la Gerencia del área a la que pertenece este centro (Valladolid Este), no apoya a sus profesionales en los conflictos que surgen durante la actividad diaria.

Así, según la secretaria provincial de Satse Valladolid, Silvia Sáez, como ejemplo sirve la respuesta escrita dada a una usuaria que se queja del trato recibido cuando la enfermera le comunicó que no podía atenderla en el momento en que la paciente deseaba por estar ocupada atendiendo a otros pacientes previamente citados. En esta respuesta se afirma literalmente que la enfermera "sería instruida en la necesidad de mejorar su actitud y el trato con los pacientes".

Silvia Sáez añadió que "este tipo de respuestas por parte de la Gerencia sólo "humilla a los profesionales de enfermería y dan lugar a que aumente la sensación de impunidad que los usuarios agresivos tienen".

En esta línea, la responsable sindical recordó que un estudio encargado por Satse sobre las agresiones sufridas por enfermeros de los centros de salud de la capital vallisoletana apuntaba que el 84,5 por ciento de los profesionales encuestados han sido agredidos en alguna ocasión. En este estudio participaron 103 profesionales de Enfermería de 16 centros de salud de las áreas Este y Oeste de Valladolid.

Respecto al tipo de agresiones que más sufren estos profesionales, las verbales son las que se producen en mayor medida, en un 90 por ciento. Así, entre las cifras que se desprenden de este trabajo figura la de un total de 151 agresiones a estos profesionales, de las cuales 136 fueron verbales, 10 físicas e, incluso, seis sexuales. Los agresores son, en un 59 por ciento, pacientes, seguidos de los familiares de estos con un 32 por ciento de los casos.

Para Silvia Sáez, estas cifras "contrastan fuertemente con el altísimo índice de satisfacción de la mayoría de los usuarios con el servicio prestado por los profesionales de enfermería, que supera año tras año el 90 por ciento en las encuestas, lo que quiere decir que los usuarios agresivos son una minoría muy activa".

Además, añadió que "es muy importante que los profesionales denuncien las agresiones que puedan sufrir en el desempeño de su trabajo, o al menos, presenten escritos comunicándolas a Sacyl".