28 de abril de 2006

C.León.- La Junta no descarta utilizar el modelo del nuevo hospital de Burgos para los de otras provincias

BURGOS, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Sanidad de Castilla y León, César Antón, manifestó hoy que en los proyectos y planes directores de obra de hospitales pendientes, como los de Soria, Ávila, Palencia, Salamanca y el Clínico Universitario de Valladolid, la Junta no descarta aplicar el modelo de concesión de obra pública, que se aplicará por primera vez en la ciudad de Burgos para una infraestructura sanitaria. "Estamos viendo si en alguna de esas reformas o ampliaciones se adopta este modelo, y será decisión de la Junta", declaró.

Antón precisó que "a día de hoy" el nuevo hospital que se construirá en Burgos es el único ejemplo de infraestructura sanitaria en el que la Administración regional ha adoptado este modelo. El consejero reiteró que, aún así, "no se descarta que si en alguno de los que quedan pendientes encaja el modelo, se pueda aplicar".

César Antón, que presidió la firma del contrato entre la Gerencia Regional de Sacyl y la sociedad 'Nuevo hospital de Burgos' para la construcción del nuevo centro hospitalario burgalés, aseguró que éste será uno de los hospitales "más modernos" dentro del sistema nacional de salud de España.

Insistió en que se trata de una fórmula "legal" y destacó que el nuevo hospital de Burgos será "solidario" con toda la sanidad pública de Castilla y León, porque permitirá a la Junta continuar afrontando inversiones en otros centros hospitalarios de la Comunidad.

El contrato suscrito recoge que la adjudicación de esta concesión tuvo lugar el pasado 20 de febrero, y que la sociedad adjudicataria dispone de un mes, como máximo, desde hoy para iniciar las obras del centro.

Con una retribución anual de 38.118.225 euros, la adjudicataria obtiene la concesión para la explotación de los servicios no asistenciales por un plazo de 30 años.

ORGANOS DE CONTROL.

La Administración regional garantizará el control y seguimiento de las obras y posterior explotación con cinco órganos diferentes, encargados de la coordinación y supervisión.

El plazo de ejecución de las obras, dotación de equipamiento y puesta en servicio se fija en 42 meses como máximo.

El presidente de la sociedad adjudicataria, José María Arribas, garantizó que el nuevo centro mantendrá su calidad y actualidad tecnológica a lo largo de los 30 años de concesión.

El inicio de las obras tendrá que esperar a que el Ayuntamiento conceda la licencia general de obras y la de movimientos de tierras. El consejero de Sanidad, aseguró, sin embargo, que "está asegurada la entrega del hospital para la fecha prevista", que coincidirá con la celebración de las fiestas de Burgos, entre finales de junio y principios de julio de 2009.

El hospital se construirá en suelo público. Dispondrá de 678 camas, y más del 40 por ciento de las habitaciones serán individuales. El aparcamiento tendrá unas 1.500 plazas y el área quirúrgica contará con 24 quirófanos, frente a los 15 de la actualidad.

La Junta de Castilla y León invertirá 231 millones de euros en esta infraestructura.