24 de marzo de 2017

Ciudadanos insta al Gobierno a aumentar el número de horas de deporte en las escuelas para combatir la obesidad infantil

Ciudadanos insta al Gobierno a aumentar el número de horas de deporte en las escuelas para combatir la obesidad infantil
IMEO

MADRID, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

El portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Ciudadanos, Antonio Roldán Monés, ha registrado una proposición no de ley en el Congreso de los Diputados por la que insta al Gobierno de Mariano Rajoy a aumentar el número de horas de deporte en las escuelas para combatir la obesidad infantil.

Y es que, tal y como se recuerda en la iniciativa, la obesidad se ha convertido en una epidemia endémica de los países desarrollados, ya que, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2014 había 42 millones de menores de cinco años con sobrepeso u obesidad, cifra que cada año se incrementa tanto en los países desarrollados como en los que están en vías de desarrollo o subdesarrollados.

Además, en dicho año y a nivel general, en España el 24,1 por ciento de las mujeres y el 23,3 por ciento de los hombres presentaban sobrepeso u obesidad, cifras que aumentan año a año según confirman los estudios sobre la obesidad publicados por la OCDE en junio de 2014. De hecho, según ha señalado la formación naranja en la proposición no de ley, el Instituto Nacional de Estadística avala esta tendencia al señalar que en España el 18,67 por ciento de los menores sufren sobrepeso y el 8,94 por ciento son obesos.

"Mejorar la educación de los menores y sus progenitores sobre la importancia de la nutrición y su influencia en la salud, mejorar los sistemas de información sobre las cualidades de los alimentos, aumentar el número de horas de deporte que practican los menores e implicar a la industria alimentaria en la prevención del sobrepeso y la obesidad son medidas que no pueden esperar. La salud de los ciudadanos del futuro debe empezar a garantizarse desde su infancia. La prevención debe pasar a ser el centro de la estrategia de la lucha contra la obesidad infantil en nuestro país", ha destacado Ciudadanos.

PIDE CAMPAÑAS INSTITUCIONALES SOBRE HÁBITOS SALUDABLES

Por todo ello, ha solicitado al Ejecutivo elaborar campañas de publicidad institucional sobre hábitos saludables, colaborando en todo momento con los departamentos de responsabilidad social y relaciones institucionales de las empresas de la industria alimentaria. Además, ha destacado la importancia de evaluar y actualizar, en colaboración con las comunidades autónomas, los programas de prevención y tratamiento del sobrepeso y la obesidad infantil aplicados por las mismas, haciendo especial incidencia en la formación de los progenitores al respecto.

Del mismo modo, ha pedido revisar de currículo escolar en lo relativo a educación física en todas las etapas educativas a la luz de que el número de horas de gimnasia y la información sobre la obesidad infantil son insuficientes en este momento; y colaborar de forma activa con las diferentes federaciones deportivas de nuestro país con el fin de desarrollar programas nacionales de actividades deportivas en los centros escolares como medio para fomentar el deporte entre los menores.

Ciudadanos también ha subrayado la necesidad de seguir implantando las medidas destinadas a restringir la oferta de alimentos y bebidas azucaradas en centros escolares; llevar a cabo las medidas oportunas para limitar de la publicidad televisiva en horario infantil de alimentos y bebidas con un alto contenido en ácidos grasos saturados, ácidos grasos trans, sal y azúcares; y acreditar de la calidad de los menús escolares como "saludables", en colaboración con las comunidades autónomas, en base a unos criterios específicos.

Finalmente, ha instado a implantar un etiquetado informativo simple, sencillo y comprensible que facilite información a los menores y progenitores sobre la idoneidad del alimento; llevar a cabo las medidas oportunas para evitar que los alimentos con un alto contenido en ácidos grasos saturados, ácidos grasos trans, sal y azúcares tengan el aval de sociedades científicas; y colaborar con la industria alimentaria para que reduzcan la cantidad de azúcares y grasas utilizados en sus alimentos.