14 de junio de 2012

Cirujanos cardiacos advierten que el deterioro del mercado laboral puede provocar una fuga de talentos en próximos años

SEVILLA, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Sociedad Española de Cirugía Torácica-Cardiovascular (SECTV), el doctor Miguel Josa, ha señalado este jueves que, a pesar de las "continuas advertencias" realizadas por su sociedad y por la Comisión de la Especialidad, "las equivocadas políticas de admisión en los programas MIR están provocando paro profesional y un evidente deterioro del mercado laboral".

En el marco del XXI Congreso Bienal de la Sociedad Española de Cirugía Torácica-Cardiovascular (SECTV), que se está celebrando en Sevilla, Josa ha alertado de que es "predecible" que este paro "vaya en aumento durante los próximos años por los efectos de los recortes que se están llevando a cabo en la Sanidad". Para este experto, ello "llevará a muchos cirujanos jóvenes y válidos a buscar trabajo en otros países tras su costosa formación en España, una dolorosa pérdida de potencial humano y profesional irreparable y difícil de asumir".

El presidente de esta sociedad ha señalado que, de consolidarse y aumentarse esta situación de paro, "unida al empeoramiento de las condiciones laborales, con significativos ajustes sobre los salarios, y el consiguiente riesgo de fuga de talentos", el nivel de la especialidad en España "puede verse deteriorado".

"En cualquier campo profesional, el capital humano es el más irremplazable, pero en el de la cirugía cardiovascular el impacto es todavía más grave. La pérdida de buenos especialistas significaría inevitablemente un deterioro importante del nivel de la especialidad en España, que en este momento se sitúa al nivel de los países con la sanidad más avanzada del mundo", ha agregado.

Desde esta sociedad científica se ha subrayado que los cirujanos cardiovasculares españoles tienen un gran reconocimiento internacional, consecuencia de la gran experiencia que han podido adquirir gracias a la gran evolución tecnológica que ha experimentado la especialidad en nuestro país en las últimas décadas, así como de la exigente formación que los profesionales reciben.

En este sentido, ha señalado también que el proyecto de troncalidad en la formación sanitaria especializada, muy positivo como concepto, puede afectar gravemente a la cualificación de las nuevas generaciones de cirujanos cardiovasculares españoles y a sus posibilidades de homologación en Europa tal y como está planteado, y pide que sea corregido para mantener el nivel actual de la especialidad y de sus profesionales.

"Para nuestra especialidad, y creo que también para otras, es un proyecto muy preocupante, porque crea unas limitaciones muy importantes en la formación específica, que en el caso de Cirugía Cardiovascular se reduciría de los cinco años preceptivos en el programa oficial a poco más de tres", ha proseguido.

Para Josa, esto se traduciría en una "formación incompleta de los docentes" y en un "deterioro de la calidad de los profesionales". La "única solución posible", en caso de aprobación del texto actual del proyecto, "sería aumentar el periodo de formación un año o más", ha zanjado.