22 de septiembre de 2006

Un cirujano valenciano trasplantará por primera vez en España las dos manos a una paciente

Un cirujano valenciano trasplantará por primera vez en España las dos manos a una paciente

VALENCIA, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

El doctor Pedro Cavadas será el primer cirujano español que trasplantará las dos manos a una paciente. Hasta el momento tan sólo Francia, Austria y China han realizado esta intervención, que en cualquier caso es muy infrecuente -sólo seis en el mundo- a pesar de que, en opinión del cirujano, los riesgos que corre el paciente por la inmunosupresión están mucho más justificados que en el caso del trasplante de una sola mano, de los que se han realizado el doble. En el Hospital La Fe de Valencia, donde se llevará a cabo la intervención, todo está listo a la espera de un donante, que tendrá que reunir unos requisitos muy estrictos.

La mujer que recibirá las dos manos las perdió desde la muñeca. Paradójicamente, al contrario que en el caso de otros órganos más vitales, en la donación de manos hay muchas condiciones para que el implante sea posible. Se exige que el donante haya fallecido por muerte encefálica, que las manos lleguen al hospital antes de cinco horas, que sea del mismo sexo, raza y complexión que el receptor, tenga compatibilidad analítica y no tenga tatuajes ni infecciones. Es el único elemento que falta en el Hospital La Fe en el que se llevará a cabo la intervención, donde, por lo demás, "todo está preparado".

AYUDA CONTINUA

Hasta el momento se han realizado en el mundo 12 trasplantes unilaterales -de una mano- y seis bilaterales -de las dos-. Esta será la primera vez que se lleva a cabo el procedimiento en España. El doctor Cavadas subrayó los beneficios de esta intervención para los enfermos que lo requieren porque tienen un grado de discapacidad muy elevado, "ya que requieren ayuda prácticamente para todo".

Esto justifica el riesgo que corren con la medicación inmunosupresora y las complicaciones que les pueden devenir, un aspecto que no está tan claro en el caso de trasplante de una sola mano. En cualquier caso, el doctor Cavadas explicó que tras la intervención, que dura entre doce y catorce horas, hay un período larguísimo de rehabilitación, de al menos un año, y que en cualquier caso tendrá un funcionamiento limitado. Aunque el resultado siempre será sustancialmente mejor que la situación inicial del enfermo.

En este período el mayor reto es vencer el rechazo, que en el caso de las manos es muy superior al del resto de los órganos y además la regeneración nerviosa es complicada porque la dificultad aumenta cuanto más alejado del cerebro está el órgano.