5 de enero de 2012

La cirugía bariátrica reduce la tasa de infarto en personas obesas

La cirugía bariátrica reduce la tasa de infarto en personas obesas
HCV

ESTOCOLMO, 5 Ene. (Reuters/EP) -

   Las personas que han pasado por el quirófano para perder peso son menos propensas a sufrir un ataque cardiaco o a morir tras padecerlo, en comparación con aquellas que no han sido sometidas a este tipo de cirugía, según un estudio sueco recogido en la publicación 'Journal of the American Medical Association'.

   "La cirugía bariátrica está relacionada con la reducción del número de muertes por motivos cardiovasculares y con una menor incidencia de eventos cardiovasculares en adultos obesos", ha señalado el investigador principal, Lars Sjostrom, de la Universidad de Gothenburg, situada en Suecia.

   La investigación se realizó en base al estudio de 4.000 personas obesas tratadas en 500 centros suecos entre 1987 y 2001. La mitad de ellas optaron por la cirugía para bajar peso --en su mayoría, de banda gástrica-- y la otra siguió pautas rutinarias, como consejos para cambiar sus hábitos.

   Los resultaron revelaron que las personas que pasaron por quirófano, 199 tuvieron su primer ataque cardiaco, de las que 28 murieron. Sin embargo, de las que no lo hicieron, 234 sufrieron un infarto y, de ellas, 49 fallecieron.

   De esta manera, Ted Adams, experto en cirugía bariatrica de la Facultad de Medicina de la Utah School, situada en el Condado de Salt Lake (Estados Unidos), cree que estos resultados pueden ayudar a la hora de informar a los pacientes sobre las consecuencias que tiene a largo plazo este tipo de cirugía.

   No obstante, existen otros profesionales que no están convencidos con los resultados del estudio. "No conocemos exactamente el amplio espectro de los beneficios y de los riesgos a la largo plazo de este tipo de operación", señala Edward Livingston, profesor en el Centro Médico del Suroeste de la Universidad de Texas (Estados Unidos).