11 de noviembre de 2008

China quiere que la OMS clasifique la adicción a Internet como desorden clínico

PEKIN/MADRID, 11 Nov. (OTR/PRESS) -

China podría convertirse próximamente en el primer país del mundo en reconocer la adicción a Internet como un trastorno clínico equiparable al alcoholismo o la adicción al juego. En Estados Unidos, la American Medical Association (AMA, por sus siglas en inglés) estudió el año pasado la posibilidad de reconocer oficialmente este desorden, pero finalmente declinó la posibilidad y recomendó continuar con las investigaciones. Ahora el Ministerio de Sanidad de China, tras estudiar el comportamiento de 3.000 personas durante los últimos cuatro años podría liderar las investigaciones mundiales si la Organización Mundial de la Salud acepta reconocer la adicción a Internet como un desorden clínico.

En junio de 2007, la American Medical Association se planteó la posibilidad de registrar el Internet Addiction Disorder (Transtorno de Adicción a Internet, literalmente) en el Manual de Diagnóstico y Estadística de Desórdenes Mentales (DMS, por sus siglas en inglés)el catálogo estándar de enfermedades mentales en Estados Unidos. Sin embargo, finalmente se rechazó instar a la American Psychiatric Association a reconocer oficialmente dicho desorden en la edición de 2012 del DSM y recomendó que continuaran las investigaciones.

Ahora, China podría convertirse en el primer país del mundo que clasifica la adicción a Internet como un trastorno clínico y planea convertirse en líder mundial en el estudio de dicho desorden registrándolo e instando a hacer lo propio a la Organización Mundial de la Salud. Según informaciones del diario británico 'The Times' recogidas por otr/press, el Ministerio de Sanidad espera poder publicar un nuevo manual sobre la adicción a Internet el año que viene, basándose en las investigaciones de psicólogos chinos.

"China se encuentra en la primera línea de esta investigación porque fuimos de los primeros en abrir clínicas... tenemos una muestra suficiente de pacientes por lo que podemos llevar a cabo nuestros análisis científicos adecuadamente", explica Tao Ran, responsable de la apertura de la primera clínica de adictos a Internet en Pekín. Si finalmente este desorden psicológico adquiere carácter oficial, la adicción a Internet será comparable al alcoholismo o a la ludopatía.

MÁS DE SEIS HORAS DIARIAS

Según Ran, en los últimos cuatro años se ha estudiado el comportamiento de más de 3.000 personas, sobre una población de usuarios de Internet de 253 millones. El investigador comparó los datos y conclusiones de su estudio con las que manejan en Estados Unidos y determinó que un adicto a Internet pasa 6,13 horas navegando al día. Así, según los estudios de Tao Ran, cerca del 10 por ciento de los usuarios jóvenes de Internet sufren de adicción y, de ellos, el 70 por ciento son varones.

InterActiveCorp publicó un estudio, según el cual el 42 por ciento de los jóvenes chinos se sienten adictos a Internet, frente al 18 por ciento de jóvenes estadounidenses que se definían de la misma forma. Según el doctor Tao, la condición de adicto a Internet responde normalmente a problemas psicológicos más profundos que se agravan con este desorden. Así, antes de descubrir Internet, ya presentaban adicción a las drogas, principios de criminalidad o incluso tendencias suicidas.

La clínica del Doctor Ran ha tratado a pacientes que sufren depresiones, miedo, falta de sociabilidad o desórdenes del sueño. La mayoría de ellos deja de comunicarse con sus familiares más cercanos y pasan el día frente a un ordenador, saltando de un chat a otro o jugando a juegos online. Sin embargo, a diferencia de las drogas, Internet no crea dependencia, señala el científico, que asegura que con sus terapias ha tenido éxito con el 70 por ciento de los pacientes a los que ha tratado.