10 de noviembre de 2006

China niega la existencia de una nueva variante del virus de la gripe aviar

BEIJING, 10 Nov. (EUROPA PRESS) -

El jefe veterinario nacional de China, Jia Youling, descartó hoy la existencia y difusión de una nueva variante del virus H5N1 de la gripe aviar en la provincia china de Fujian (sureste), como había informado esta semana una revista especializada estadounidense.

"De hecho, no existe la llamada nueva variación de Fujian", indicó Jia en una rueda de prensa organizada por el Consejo de Estado (gobierno chino), que recoge la agencia oficial Xinhua. "Los datos utilizados en el artículo no han sido fieles. Asimismo, la metodología de la investigación no resulta científica y la conclusión es insostenible y está completamente en contra de los hechos", aseveró.

La revista de la Academia Nacional de Ciencias estadounidense 'Proceedings of the National Academy of Sciences' publicó un artículo en el que afirma que la nueva variante del virus se ha difundido en Malasia, Laos y Tailandia, y provocará un mayor brote en Asia y Europa.

Los autores del artículo son Rob Webster, del hospital infantil de investigaciones Saint Jude, de la ciudad estadounidense de Menphis, y Guan Yi, de la Universidad de Hong Kong. Jia cuestionó hoy la fiabilidad de los datos del artículo, en el que Guan señala que recolectó más de 50.000 muestras en Fujian, Guangdong y otras cuatro provincias chinas.

Según el responsable chino, ninguna de las autoridades sanitarias de estas provincias había recibido solicitudes para la recolección de muestras, como requiere la ley vigente. Asimismo, consideró que Guan se equivocó al indicar la localización y los dueños de las aves utilizadas en su investigación, lo cual está en contra de lo aceptado en los estándares internacionales.

Si Guan ha comprado 50.000 aves en el mercado para su investigación, entonces no ha usado solamente 76 muestras de suero para apoyar su estudio, mientras que los exámenes de sangre son bastante simples, agregó Jian, siempre según Xinhua.

Según el responsable chino, la única opción posible es que Guan recolectó sus muestras de un montón de abono en el mercado de aves. En ese caso, los datos no podrían ser exactos porque el abono puede estar fácilmente mezclado con otros materiales y contaminado, indicó Jia.