22 de abril de 2015

Cerca de la mitad de la población mundial sigue en riesgo de padecer malaria, según Medicusmundi

Cerca de la mitad de la población mundial sigue en riesgo de padecer malaria, según Medicusmundi
MEDICUSMUNDI / MANUEL CHARLÓN

MADRID, 22 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Medicusmundi alerta de que actualmente cerca de la mitad de la población mundial, unos 3.300 millones de personas, corre el riesgo de contraer malaria a pesar de que en los últimos años se ha reducido un 25 por ciento la incidencia de la malaria a nivel mundial y hasta un 31 por ciento en África, el continente donde se concentran el 80 por ciento de los casos.

DÍA MUNDIAL CONTRA LA MALARIA 2015

   Con motivo del Día Internacional de la lucha contra la malaria que se celebra este viernes 25 de abril, esta entidad ha recordado que la malaria sigue siendo una de las enfermedades con un mayor índice de mortalidad, ya que causa aproximadamente unas 600.000 muertes al año.

   Pese al optimismo del descenso de nuevos casos, esta entidad lamenta que las cifras están lejos del 75 por ciento marcado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para 2015 hace 15 años, ya que además sólo 59 de los 103 países que en el año 2000 tenían una transmisión activa de malaria han alcanzando el Objetivo del Milenio de reducir su incidencia.

   Además, estos 59 países representan apenas un 4 por ciento del total de los casos mundiales. "Parece obvio, pues, que donde menos casos hay la lucha ha sido más eficaz ya que se pueden concentrar recursos y establecer estrategias más eficaces", han lamentado.

   Del mismo modo, alertan de la ralentización de la financiación de los programas de la lucha contra la malaria, que consideran "preocupante" ya que "nunca se ha alcanzado una financiación suficiente", que los expertos cifran en 5.100 millones de dólares (unos 4.700 millones de euros).

EL ÉBOLA HA PUESTO EN RIESGO LOS AVANCES LOGRADOS

   Por otro lado, Medicusmundi ha reconocido que a esta situación hay que añadir el riesgo a que retrocedan los avances con respecto a la malaria en los países afectados por el ébola, ya que en Guinea, Sierra Leona y Liberia, los más afectados por la epidemia actual, la mayoría de los centros hospitalarios siguen cerrados y el número de consultas en los ambulatorios ha descendido peligrosamente.

   A esto se añade la falta  de personal sanitario muerto víctima del ébola, como es el caso de Sierra Leona, por lo que "todavía está por ver" sus efectos sobre la malaria y otras enfermedades, puesto que el ébola "ha dejado tan frágil los Sistemas de Salud, que no hay posibilidad de ocuparse de otras enfermedades cuya mortandad es mucho más elevada que la del propio ébola, léase la malaria".

   Pese a todo, defiende que los datos generales son optimistas y positivos y se abre el reto de desarrollar nuevas herramientas y plantear un plan de erradicación en 2020.

Para leer más