21 de enero de 2009

Los celiacos se ahorrarán un 30 por ciento en la cesta de la compra con el nuevo etiquetado

MADRID, 21 Ene. (OTR/PRESS) -

Buenas noticias para el bolsillo de las familias con personas celiacas, los alérgicos al gluten. El nuevo reglamento de etiquetado de estos productos permitirá un ahorro del 30 por ciento en la cesta de la compra para este colectivo. Asi, se fija un límite de glutén que permitirá que los celiacos puedan consumir un 70 por ciento de los alimentos a la venta en las tiendas, ya que todos deberán determinar si están o no libres de gluten.

La norma publicada hoy por el Diario Oficial de la Unión Europea contempla que se podrá etiquetar como sin gluten cualquier alimento convencional (no específico para celíacos) cuando en su composición el contenido de gluten no supere los 20 mg/kg, lo que abrirá un gran abanico de posibilidades de elección a los celíacos, que hasta ahora disponían sólo de 4.000 productos seguros para la cesta de la compra.

Las asociaciones prevén que en un año la cantidad de productos etiquetados sin gluten será más del doble.

Aproximadamente el 70 por ciento de los alimentos en el mercado no contienen gluten. Sin embargo, en la mayoría de dichos alimentos hasta ahora no se indicaba la ausencia de gluten al no existir un límite legal, con lo que muchos celíacos no se atrevían a comprarlos. Ahora, con el nuevo reglamento que establece los niveles máximos de gluten, muchas empresas empezarán a etiquetar sus productos como sin gluten.

Este aumento sustancial de alimentos seguros para los celíacos tendrá gran repercusión en su bienestar, ya que dispondrán de una mayor capacidad de elección, que repercutirá en un mayor ahorro en la cesta de la compra, estimado en un 30%. Dispondrán, además, de una mayor variedad de productos, que permitirá diversificar la dieta.

En tercer lugar, el etiquetado con el texto sin gluten o con un símbolo reconocible (pronto habrá uno disponible) supondrá un considerable ahorro en el tiempo necesario para hacer la compra: actualmente los celíacos tardan dos horas más en hacer la compra que el resto de ciudadanos. La iniciativa española también ha permitido que el reglamento recoja la necesidad de que cada Estado miembro a nivel nacional lleve a cabo campañas informativas para garantizar un uso adecuado de los productos destinados a los celíacos.

Según Sanidad, la redacción de este reglamento comunitario ha sido posible gracias al interés y a la iniciativa de España, que está siendo un país pionero en la promoción de acciones para la mejora de la calidad de vida de este colectivo que, en España, se estima que agrupa a 450.000 personas, si bien sólo el 10% está diagnosticado, lo que constituye un importante problema de salud pública.

El ministro de Sanidad, Bernat Soria, se reunió hoy con las principales asociaciones de celiacos, y calculó que la aplicación de la nueva norma de etiquetado puede representar un ahorro potencial de un 30 por ciento en la cesta de la compra de este colectivo, ya que tendrán mucha mayor oferta alimenticia para elegir.

Según la presidenta de la Unión Española de Celíacos de Cataluña, Matilde Torralba, esta iniciativa "ha superado las expectativas iniciales" porque ofrece una seguridad jurídica para las empresas además de las ventajas que ofrece a los pacientes que sufren esta patología, que afecta a unos 450.000 españoles.