10 de febrero de 2006

La CE prohíbe el movimiento y el consumo de aves en Grecia

BRUSELAS, 10 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea ha establecido hoy un área de tres kilómetros a la redonda de las zonas donde ayer se hallaron tres casos sospechosos de gripe aviar en Grecia, en las que a partir de esta tarde estará prohibido el movimiento de aves, el consumo de carne y de huevos y su venta en mercados al aire libre.

Éstas son algunas de las medidas que las autoridades de Grecia deberán aplicar a partir de las 16:00 horas de este viernes en lo que se ha denominado "zona de protección", delimitada en un radio de al menos tres kilómetros a la redonda de las áreas donde ayer fueron encontrados muertos tres cisnes salvajes, las provincias de Tesalónica y Pieria, que portaban el virus H5 de gripe aviar.

De momento, el laboratorio de referencia de la UE de Weybridge, en Reino Unido, está analizando las muestras para determinar si las aves estaban infectadas con el tipo H5N1 de la gripe aviar, la variante más virulenta y que, de confirmarse, sería el primer caso de presencia de la epizootia en el territorio comunitario.

La CE no tiene previsto enviar expertos a la zona como ha hecho en otros casos y adoptará hoy una decisión "para que las autoridades griegas apliquen inmediatamente medidas de salvaguarda en los alrededores de la zona afectada", dijo el portavoz de Salud y Protección al Consumidor de la Comisión Europea, Philippe Tod.

Para ello, se ha delimitado una primera "zona de protección", un área de tres kilómetros a la redonda donde se encontraron los cisnes muertos y en las que será obligatorio que todas las aves de corral permanezcan en el interior de las granjas y donde también tendrán que tomarse medidas de precaución, como la desinfección en las entradas y las salidas a los lugares donde se mantienen las aves, explicó Tod.

Asimismo, se prohibirá el movimiento de las aves fuera de las explotaciones, a menos que éstas se dirijan directamente al matadero y el despacho de huevos y carne originarios de esta zona protegida, con una excepción para productos que hayan pasado por "estrictos controles" según la legislación comunitaria "para asegurar que la carne sólo viene de animales sanos y de granjas registradas". Por otra parte, se prohíbe la exposición y venta de aves vivas en mercados.

Asimismo, se establece una segunda área de precaución, denominada "zona de vigilancia" a 10 kilómetros a la redonda de las zonas afectadas, donde también habrá "restricciones de movimiento y similares prohibiciones de mercados con aves vivas".

De manera general, las autoridades de Grecia deberán identificar todas las explotaciones avícolas en la zona y asegurarse de que las medidas de vigilancia de aves de corral y aves salvajes se cumplen "plenamente". Deberán también "incrementar la concienciación sobre la enfermedad entre los granjeros y cazadores".

Tod recordó que todavía no está confirmado que los casos hallados en Grecia sean del virus más virulento de gripe aviar, el H5N1 y dijo que las medidas que entrarán hoy en vigor serán examinadas por el Comité Permanente de Cadena Alimenticia y Salud Animal la semana que viene.

En caso de que se descartara la presencia del virus H5N1, las medidas se levantarían inmediatamente. Si se determinara que las aves murieron por el virus H5N1, las medidas decretadas en la zona protegida se mantendrían al menos durante 21 días y en la zona de vigilancia, al menos 40.

Las medidas de encerrar a las aves de corral en las explotaciones avícolas o de restringir su venta y exposición en mercadillos callejeros ya fueron aprobadas el año pasado por los países de la UE, que también acordaron establecer sus propias evaluaciones en las zonas de riesgo que cada uno de ellos definió en su propio territorio.

Tod explicó hoy que las medidas decretadas ahora en las provincias de Tesalónica y Pieria son "adicionales" y suponen la obligación de las autoridades griegas de aplicarlas allí, independientemente que Atenas o cualquier otro Estado miembro las imponga en sus zonas de riesgo.

CASOS FUERA DE LA UE

Por lo que respecta a países terceros, el portavoz se refirió a los recientes casos de gripe aviar H5N1 que se hallaron en el norte de Nigeria y en el norte de la isla de Chipre, no sometida a la autoridad del Gobierno de la República de Chipre y dependiente desde hace 30 años del Gobierno de Turquía.

El pasado 29 de enero el órgano ejecutivo de la UE fue informado de un caso de gripe aviar en el norte de Chipre, hacia donde envió un equipo de expertos que ya se encuentran de regreso a Bruselas y que están concluyendo su informe sobre la situación.

Tod indicó que en sus conclusiones preliminares, los expertos subrayan que se trató de un caso "aislado" que fue tratado "efectivamente" en el norte de Chipre pero del que se desconoce de momento la fuente de infección. El informe hace una serie de recomendaciones que serán seguidas por la nueva misión de expertos que se desplazará a la isla mediterránea a mediados de este mes.

Por lo que respecta al norte de Nigeria, Tod afirmó que "la Comisión está preocupada" por la expansión de la enfermedad en el país africano y recordó el compromiso de 30 millones de euros que ofreció el Ejecutivo de la UE en la pasada conferencia internacional de donantes para luchar contra la gripe aviar que se celebró en Beijing el pasado mes de enero para los países de África, Caribe y Pacífico (ACP).