27 de noviembre de 2014

CCOO cree que la dimisión de Mato era "necesaria y llega tarde" y hacen un balance "negativo" de su gestión

MADRID, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

El sindicato Comisiones Obreras (CCOO) cree que la dimisión de la ministra de Sanidad, Ana Mato, era "necesaria" porque la labor como responsable del Sistema Nacional de Salud exige "una dedicación plena y sin sombra de dudas sobre el comportamiento ético de sus responsables", pero "llega tarde" porque "la actividad política requiere altos niveles de transparencia y exigencia de responsabilidades". Por tanto, el balance de su gestión en lo que se ha cumplido de legislatura es "negativo".

Así, espera que el próximo titular de la cartera sanitaria tenga entre sus prioridades la financiación y las medidas para "garantizar el futuro del sistema sanitario"; la "recuperación de un criterio claro de universalidad y de suficiencia de las prestaciones"; "la corrección o eliminación de los sistemas de copago" introducidos; la "mejora de la equidad" en el sistema sanitario; la "mejora de la gobernanza del sistema"; el "refuerzo de la atención a las personas con dependencia"; el "impulso" a los servicios sociales; y el desarrollo de la coordinación sociosanitaria.

En su opinión, en los tres años de su gestión "se ha intensificado el recorte de los presupuestos sanitarios, con un impacto innegable en las listas y tiempos de espera, así como en la reducción de las plantillas y el empeoramiento de las condiciones de trabajo; se ha quebrado el camino hacia la universalidad de la atención sanitaria, volviendo a conceptos de asegurados y beneficiarios que creíamos superados; y se han trasladado costes a los pacientes, con nuevas formas de copago".

También cuestionan su labor frente a la crisis del ébola, donde consideran "generó, en sus primeros momentos, más incertidumbre que confianza".

En definitiva, creen que "es mucho es lo que tenemos por delante y que debería resolverse en el próximo periodo". Así, pensando en el futuro, afirman que "no hay tiempo que perder" y, por tanto, afirman que "el nombramiento de la persona que debe liderar toda esta actividad debe producirse cuanto antes".

"El deterioro de los sistemas de sanidad y de atención a la dependencia, y de la percepción pública de los mismos, obliga a la adopción de medidas correctoras cuanto antes, medidas negociadas y acordadas con las organizaciones sindicales y empresariales más representativas", añaden.

Asimismo, señalan que el cambio a realizar necesita de la negociación con las organizaciones sindicales representativas en el sector sanitario o en el sector de la dependencia, sobre las materias específicas que les atañen. "Medidas que exigen más negociación con contenidos ciertos y menos foros de acompañamiento hueco", advierten.