31 de marzo de 2015

CCOO considera insuficiente y electoralista la decisión de devolver la atención sanitaria a los 'sin papeles'

MADRID, 31 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El sindicato CCAA saluda la medida anunciada hoy por el ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, de proporcionar asistencia sanitaria a los extranjeros en situación irregular, pero la considera "insuficiente y con rasgos electoralistas", en vísperas de convocatorias electorales.

   El sindicato, que denunciaba en el año 2012 que la retirada de la tarjeta sanitaria a los 'sin papeles' supondría generar "sufrimiento e inseguridad" a este colectivo, cree que la única medida que debe adoptarse es la de proporcionar la correspondiente tarjeta sanitaria a todas las personas, esto es, garantizar un acceso normalizado a la asistencia sanitaria pública (asistencia, diagnóstico, seguimiento, medicación) para todas las personas que viven en España, "tal y como venia produciéndose de manera normalizada y sin problema alguno desde el año 2000".

   Asimismo, CCOO critica que Sanidad esgrima razones de saturación de los servicios de urgencia - "alarmando a la sociedad", advierte-, cuando esto se debe "a los brutales recortes en los presupuestos destinados a la sanidad pública -especialmente en aquellas CCAA gobernadas por el PP- que han llevado al desmantelamiento de servicios sanitarios y al colapso de muchos otros".

   Del mismo modo, califica de falsas la supuestas razones de salud pública, usadas por Alonso para defender la nueva medida, puesto que "no existe motivo alguno para ello, toda vez que no hay dato, indicio o incidencia alguna que relacione a estas personas con cuestión alguna de salud pública".

   La normalización de la extensión y garantía del acceso a la asistencia sanitaria "es una condición básica de un estado del bienestar que se precie mínimamente de serlo; esto es, tratar de garantizar la salud de su población", advierte, lamentando que "el gobierno del PP primero excluye a parte de la población de esa asistencia, luego disminuye presupuestariamente su alcance y prestaciones y finalmente privatiza: esa es la realidad de su política sanitaria".