20 de junio de 2012

Cataluña podría crear un plan de contingencia para aplicar el nuevo copago farmacéutico

Cataluña podría crear un plan de contingencia para aplicar el nuevo copago farmacéutico
EUROPA PRESS

BARCELONA, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Conselleria de Salud de la Generalitat de Cataluña se plantea poner en marcha un plan de contingencia temporal, de no conseguir ensamblar a tiempo las bases de datos del Ministerio de Sanidad con los sistemas de información catalanes para aplicar el nuevo sistema de copago farmacéutico del Gobierno a partir del 1 de julio.

En declaraciones a Europa Press, el gerente de Atención Farmacéutica del Servicio Catalán de Salud (CatSalut), Antoni Gilabert, ha explicado que el departamento se plantea esta opción, habida cuenta del retraso en la llegada de la información del Ejecutivo central, que este mediodía todavía no se encontraba en el departamento.

"En cuanto llegue haremos lo posible" para cruzar estos datos y tratar de aplicar con garantías el nuevo copago en función de la renta, ha señalado Gilabert, quien no ha descartado que la información llegue este mismo miércoles al departamento.

En cualquier caso, el plan de contingencia sería un instrumento de gestión provisional, a la espera de que se pueda poner en funcionamiento el sistema informático con toda la información y garantías.

A mediados de mes, el conseller de Salud de la Generalitat, Boi Ruiz, auguró "dificultades y complicaciones" en la aplicación del nuevo sistema

De todas formas, el conseller señaló que quedan por resolver cuestiones básicas relativas a cómo sabrá cada individuo a qué rango pertenece, y a quién deberá acudir para quejarse.

Ruiz se mostró disconforme respecto al desfase de los datos que utilizará el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) para establecer el nivel de renta, al utilizar datos de 2010.

El decreto ley de reforma del sistema aprobado por el Gobierno a finales de abril contempla que los ciudadanos pasarán a pagar a partir del 1 de julio entre un 40% y un 60% de sus medicinas, en función de sus ingresos, mientras que los pensionistas, que antes no pagaban nada, abonarán un 10% con un tope de 8 ó 18 euros mensuales, según su renta.